Reus Infraestructuras

Seis empresas optan a redactar el proyecto de la estación de Bellissens

La adjudicataria tendrá 15 meses para dar forma a la documentación que guíe las obras del nuevo apeadero, que costará 10,7 millones y debería estar en funcionamiento hacia 2025

MÓNICA PÉREZ

Whatsapp
El futuro equipamiento ferroviario se desplegará entre la avenida Josep Pla y la calle Manuel Pedrolo. FOTO: FABIÁN ACIDRES

El futuro equipamiento ferroviario se desplegará entre la avenida Josep Pla y la calle Manuel Pedrolo. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Un total de seis empresas optan a redactar el proyecto del apeadero de Bellissens, cuyo concurso público se activó en septiembre como el primer paso en firme hacia la materialización de la infraestructura. En detalle, aspiran a desempeñar los servicios de consultoría y asistencia a la elaboración técnica en este ámbito, para los que Adif ha presupuestado un máximo de 466.150 euros. Entre las propuestas hay tres UTE.

La próxima resolución del concurso, con la adjudicación de las labores, dará pie a un período de 15 meses al desenlace de los cuales la empresa ganadora deberá tener lista toda la documentación que guíe la construcción de la estación ferroviaria. La previsión que maneja el Estado, y que también el Ayuntamiento ha hecho suya, es que el apeadero pueda entrar en funcionamiento ya de cara a 2025.

Ingerop, que está vinculada a movimientos de Renfe para su despliegue en Francia; GPO Ingerniería y Arquitectura, que participa en la definición de supermanzanas en Barcelona o Esteyco, entre las finalistas para diseñar la estación madrileña de Chamartín, se han presentado al concurso por el proyecto de Bellissens. Las otras tres ofertas corresponden a las UTE Epypsa Eyser-Opta Arquitectos, Velber Proyectos Técnicos-Peyco y Meta Engineering-Gil Bartolomé ADW.

A falta de dar lugar a los proyectos definitivos, Adif ha perfilado ya cómo será el apeadero. Costará unos 10,7 millones, ‘tendrá un paso de ciudad’ y se ubicará entre la avenida de Josep Pla y la calle Manuel de Pedrolo.La estación será modular y «se diseñará con la particularidad de ser ampliable para un futuro escenario en caso de aumento de la demanda de viajeros». Contará con espacios para el control de accesos, espera en los andenes y un paso entre estos, en principio, subterráneo.

El apeadero estará rodeado de una nueva plaza pública con tramos ajardinados y desplegará una zona de ‘Kiss&Train’, donde los coches podrán parar un instante para depositar a los pasajeros y marcharse. El edificio aprovechará los flujos de aire caliente del túnel como calefacción y habrá cargadores de coches eléctricos alimentados con el frenado regenerativo de los trenes. Una vez el proyecto esté completado, Adif contempla un plazo de seis meses para licitar las obras y otros 18 meses para llevarlas a cabo.

Temas

Comentarios

Lea También