Sembrar el futuro de los agricultores de Reus

Reportaje. Dunia, una iniciativa de la cooperativa Tarpuna, lanza nuevos proyectos
 de microfinanza agroecológica para ayudar a los productores locales de Catalunya

RHEBECA G. MARCARI

Whatsapp
Recolecta de Horta Eco Hericamps, productores de la zona de Tarragona y uno de los proyectos de Dunia. FOTO: cedida

Recolecta de Horta Eco Hericamps, productores de la zona de Tarragona y uno de los proyectos de Dunia. FOTO: cedida

La agricultura es uno de esos temas que a menudo olvidamos, se trata de algo tan arraigado a nuestra cultura que ni siquiera pensamos en el trabajo que hay detrás de los alimentos que consumimos. No sólo eso, olvidamos o ignoramos por completo que el sector tiene un fuerte impacto en el medioambiente y que, como consumidores, tenemos el poder de evitar que una situación ya de por sí complicada, se vuelva todavía peor.

Dunia, que significa ‘Tierra’ en swahili, nace como un agente de lucha contra el cambio climático mediante el apoyo a la agricultura sostenible. Se trata de un proyecto de microfinanza, creado por la cooperativa Tarpuna, en el que personas físicas y empresas pueden aportar su granito de arena para ayudar a los más pequeños. La iniciativa, nacida un año atrás, tiene como objetivo implicar más a la ciudadanía en la alimentación sostenible y dar apoyo a los trabajadores agrícolas de Catalunya. «Este ha sido un año más bien de prueba y, aunque nos hemos centrado más en los productores que suministran Barcelona, queremos seguir ampliando para que cualquier persona del país pueda ser parte de Dunia», comenta Josep Maria Vallès, coordinador de la cooperativa Tarpuna.

Después del éxito de las primeras campañas realizadas en junio, la organización ha emprendido tres nuevas recaudaciones, dos de ellas para Tarragona, que están vigentes desde mediados de octubre. El objetivo es ayudar a construir un obrador agroalimentario en el Alt Camp con un punto de venta para dinamizar la economía rural e impulsar una huerta ecológica en el Priorat para reducir los envases de un solo uso. Antes de involucrar a los productores, «se evalúa el proyecto para que no sólo se centre en el comercio de proximidad, sino que tenga una base de sostenibilidad, tanto en los alimentos como en los envases que utilicen; tiene que promover el cuidado del medioambiente», afirma Vallès.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Imagen de Horta Eco Hericamps, en la zona de Tarragona. FOTO: CEDIDA

Las personas particulares o empresas que deseen contribuir podrán registrarse en la plataforma Dunia y decidir la cuantía de su aportación. A cambio, el microfinanciero recibirá un incentivo en forma de productos (fruta, verdura, vino…) o de servicios de cursos, visitas al productor, etc. Además, las aportaciones se desgravan en la Declaración de la Renta, un 80% para particulares y un 35% para empresas. Vallès expresa que «después de un año trabajando mucho creemos que Dunia es un proyecto con mucho potencial; continuaremos trabajando para llegar a más personas y seguir ayudando a esta comunidad que hemos empezado a crear».

Ayuda en tiempos difíciles

La crisis de la Covid-19 y la presencia de las grandes empresas agrícolas que venden sus productos a un coste inferior han provocado una fuerte desigualdad en el mundo rural, donde los más pequeños han sufrido un duro golpe en la producción agroalimentaria. Por ello, Dunia también incide en temas no estrictamente medioambientales, cuyo objetivo es socorrer a los productores en mayor riesgo. «Decidimos crear una red que agrupara a todos los productores en una comunidad para batallar juntos», explica Vallès.

Temas

Comentarios

Lea También