Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Serveis Socials de Reus sabía que mi abuela no tenía luz"

Los familiares de la anciana fallecida en Reus dan sus primeras versiones de los hechos. La nieta que vivía con Rosa acusa de pasividad a los servicios sociales

Francesc Gras

Whatsapp
Estado en que quedó el piso de la calle Santa Anna tras el incendio. Foto. EFE

Estado en que quedó el piso de la calle Santa Anna tras el incendio. Foto. EFE

La historia que envuelve a Rosa P.V. –la anciana de Reus muerta a causa del incendio provocado por una vela que utilizaba porque tenía la luz cortada– dio ayer un giro de 180 grados a raíz de las primeras versiones facilitadas por los familiares en las que acusan de pasividad a los servicios sociales.

Tania, la nieta que residía en el mismo piso que la fallecida, se ponía en contacto con el Diari para expresar, por primera vez, su esperada versión de los hechos. Anteriormente, y de forma bien distinta y a través de una instancia registrada en el Ayuntamiento, su hija y bisnieta de la fallecida cargaba contra la actitud del consistorio y exponía que se había hecho cargo del entierro.

Visiblemente cansada y afectada por todo lo ocurrido, y junto a su pareja, Tania aseguró que los servicios sociales del Ayuntamiento de Reus estaban al corriente de que vivían sin electricidad. «La asistenta vino a entrevistarse en casa con la abuela. Cuando vino no había luz», manifestaba sin dejar de mencionar que en ningún momento rechazaron sus servicios. Al parecer, recordaba, en una ocasión no abrieron la puerta a la asistenta social porque su abuela se encontraba sola en casa y, en estas circunstancias, nunca atendía a nadie. Asimismo, Tania reiteraba que llevaba tres años viviendo con ella y que no estaba sola ni desamparada.

Sobre la noche del incendio del piso de la calle Santa Anna número 18 que acabó con la vida de Rosa, dejó claro el porqué no se encontraba con ella. «Me llevé unos paquetes de ropa al piso nuevo. Nos cambiamos el mismo lunes. A las diez y pico de la noche yo le llevé la cena y le dejé una vela de seguridad. Lo que pasó después ya no lo sé». Eso sí, añadía que se entretuvo y que «entonces vino un vecino a avisarnos al piso nuevo de que estaba ardiendo la casa y que estaban los bomberos y la policía. Yo bajé en pijama corriendo. Pero yo le había insistido a las 10 de la noche que se viniera al piso nuevo». Antes de cerrar esta primera parte del capítulo, Tania quiso agradecer el trato y la atención recibida por parte del alcalde de Reus, Carles Pellicer, que estuvo en el lugar de los hechos «de las cuatro hasta las seis de la madrugada».

Otra cosa es cuando se refirió a su hija, bisnieta de la abuela, sobre la que declaró que llevaba dos años sin verla. «Me ha dado rabia esto, de verdad, que mi hija después de dos años sin ver a su bisabuela diga que le duele y que por favor no hablen más», declaraba, sin dejar de mencionar que ha decidido expresar su versión porque se siente agobiada de todo lo que se ha dicho al respecto en los últimos días y para reclamar poder acceder al piso.

Para terminar, Tania también quiso subrayar el valor que supone que su abuela, a pesar de la tragedia, se haya convertido en todo un símbolo de la lucha contra la pobreza energética. «Pienso que si la muerte de mi abuela realmente consigue, por ejemplo, que se suspendieran los cortes de luz y que se investigue me parece fantástico y si hay que darle bombo y platillo para ayudar a más gente me parece fantástico». No obstante, en este sentido concluyó que preferiría que los ‘escraches’ programados para estos días fueran pacíficos y que no se pintaran las fachadas de los edificios de las eléctricas.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También