Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sigue con la vivienda destrozada tras chocar un conductor ebrio en enero

Lorenzo Montull espera que la aseguradora asuma la reparación después de más de tres meses de un accidente que inutilizó el mobiliario urbano. El caso está en los juzgados de la ciudad
Whatsapp
Lorenzo Montull observa el muro de su vivienda, que quedó destrozado tras el accidente. Foto: Pere Ferré

Lorenzo Montull observa el muro de su vivienda, que quedó destrozado tras el accidente. Foto: Pere Ferré

Han transcurrido más de tres meses y el propietario del número 49 de la avenida de Salou todavía tiene el exterior de su casa destrozado. Lorenzo Montull fue víctima el pasado mes de enero de las consecuencias de un accidente protagonizado por un conductor ebrio que triplicaba la tasa de alcohol permitida (0,81 miligramos de alcohol por litro de aire aspirado) y que empotró el vehículo que conducía contra la vivienda de este vecino reusense. El resultado fue que el muro que rodea la casa quedó destrozado, además de parte del inmobiliario urbano de la zona inutilizado.

El espectacular accidente, que no dejó heridos, se produjo cuando el conductor perdió el control del turismo que conducía y chocó contra la casa de este vecino de la Urbanització Pàmies. Ante la gravedad de lo ocurrido la Guàrdia Urbana de Reus abrió diligencias judiciales contra el conductor por un presunto delito contra la seguridad viaria. Un expediente que, desde que ocurrieron los hechos, sigue en los Juzgados de Reus.

Lorenzo Montull recuerda a la perfección los detalles del accidente. «Teniendo en cuenta los destrozos ocasionados, esperaba que automáticamente al día siguiente alguien de la aseguradora contactara conmigo», explica el afectado. Tal situación tardó en producirse. Según recuerda, «el día 25 de febrero fui a declarar al Juzgado de Reus por todo el daño ocasionado». Ese día Lorenzo presentó varios presupuestos con el coste de las obras de reparación. «En la carta de citación me pidieron que el día de la vista aportara un par de presupuestos con el precio que supone arreglar los desperfectos causados por el accidente. Pero no han hecho caso de la documentación presentada», explica el residente del número 49 de la avenida de Salou. Ha pasado el tiempo y a Lorenzo Montull poco a poco se le ha agotado la paciencia. Otra de las situaciones que le ha incomodado ha sido la actitud del área de Via Pública del Ayuntamiento de Reus. El afectado asegura que cuando «la Guàrdia Urbana acudió hasta el lugar de los hechos el día del accidente me dijo que sería la Brigada Municipal la que recogería los escombros, que estaban desperdigados por la calle». Cierto es que acudieron hasta la avenida de Salou, pero este vecino explica que «lo que hicieron fue apartar los escombros y ponerlos al lado de mi casa junto a dos vallas. He tenido que pagar de mi bolsillo unos 400 euros para finalmente retirar los restos del muro destrozado de la calle».

En todo este tiempo, explica que sólo en una ocasión la aseguradora del conductor que chocó contra su casa ha contactado con él, preocupándose por el siniestro que ocasionó su asegurado hace más de tres meses. «Me dijeron que el importe de los presupuestos que presenté, de aproximadamente 18.000 euros más IVA eran demasiado elevados, pero que no me preocupara que me solucionarían los destrozos», asegura Lorenzo Montull.

Según fuentes relacionadas con el sector de las aseguradoras «es importante que el afectado tenga contratada en su póliza de hogar la garantía de «colisión de vehículos». De ser así y si también está localizado al conductor que causó el accidente, las mismas fuentes explican «la compañía tendrá que analizar si paga el seguro del coche, paga el propio seguro y reclama al otro o dependiendo si se hace cargo por ir ebrio». En definitiva que «el proceso puede ser lento, a pesar de que el afectado quiere que se le arregle rápido».

Lorenzo Montull asegura sentirse «abandonado e impotente» ante esta situación. «Me siento inseguro en mi propia casa por esta razón pido más rapidez a la justicia porque es imperdonable que me encuentre en una circunstancia como esta», asegura.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También