Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sigue la mano dura de la Guàrdia Urbana de Reus contra el botellón

El cuerpo policial cerró el mes de junio con récord de actas levantadas con 229. También impuso 105 sanciones por orinar en la calle

Diari de Tarragona

Whatsapp
La Guàrdia Urbana persigue el botellón en la calle de forma insistente.  FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

La Guàrdia Urbana persigue el botellón en la calle de forma insistente. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

La Guàrdia Urbana de Reus sigue aplicando mano dura contra el botellón en la ciudad. Según los últimos datos hechos públicos este jueves, el cuerpo policial ha cerrado el mes de junio con un nuevo récord en relación a la presión policial contra el incivismo y el consumo de alcohol en la vía pública, con 229 actas levantadas. Con estos datos, la Guàrdia Urbana lleva este 2019 un total de 714 actas levantadas contra el consumo de alcohol en la vía pública, mientras que en 2018 llevaba 389 entre los meses de enero y junio, casi el doble. El año 2018 se cerró con cifras récord, con un total de 896 actos, datos que previsiblemente se verán superadas este año.

El consumo de alcohol en la vía pública es un hecho incívico vinculado al ocio nocturno, como también lo es el miccionar en la vía pública. En este sentido, la Guàrdia Urbana ha levantado el pasado mes de junio 105 actos por esta cuestión, y en suma 493 en lo que llevamos de 2019. Durante los primeros seis meses del año pasado sumó 355, ya lo largo de 2018, 822.

Consumir alcohol y miccionar en la vía pública son los dos hechos incívicos más denunciados por la Guàrdia Urbana. Reus tiene un ocio nocturno de calidad. La mayoría de comportamientos incívicos denunciados por los gaentes están vinculados al ocio nocturno y no por negligencias de los locales sino por parte de los clientes, que cuando salen o se encuentran en la calle no respetan el descanso de los vecinos.

En lo que llevamos de año se han impuesto más de 700 sanciones por consumir alcohol y cerca de 500 por orinar en la calle

La Guardia Urbana realiza constantes contactos con los propietarios de los locales, para concienciar sobre la necesidad de hacer convivir el ocio nocturno con el resto de actividades que tienen lugar en la ciudad; y controla las actitudes incívicas que se pueden producir en la vía pública. Junto con los locales de ocio nocturno, la Guàrdia Urbana ha hecho campañas para sensibilizar a los clientes que determinadas conductas pueden causar molestias a los vecinos, y que no se puede utilizar la vía pública para la fiesta. Igualmente, se hacen reuniones con los propietarios de los locales que presentan algún tipo de problemática y se informa a sus responsables de las medidas que deben tomar para evitar molestias, disturbios y actos incívicos, tanto a los locales como a su entorno.

El cuerpo policial cerró el pasado ejercicio como el ejercicio con mayor presión policial contra el incivismo de los últimos años. En total levantó 2.453 actos contra actitudes incívicas, especialmente vinculadas al ocio nocturno. 

Temas

Comentarios

Lea También