Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Talarán los pinos de la plaza Catalunya de Reus ‘por seguridad’

La decisión indigna a los vecinos, que tenían el compromiso del consistorio de mantenerlos 
Whatsapp
Imagen de la plaza Catalunya. Foto: A. Mariné

Imagen de la plaza Catalunya. Foto: A. Mariné

El Ayuntamiento de Reus talará los dos pinos de la plaza Catalunya por motivos de «seguridad» a pesar de la oposición de los vecinos y del grupo ecologista Gepec. Desde el consistorio aseguran que la decisión de retirar los dos árboles se adoptó una vez empezada la segunda fase de remodelación de las plaza y a consecuencia de un informe elaborado por los servicios técnicos municipales. Según explica el concejal de Urbanisme, Marc Arza, el documento concluye que su estabilidad está en riesgo «porque las raíces son demasiado superficiales en una ciudad donde el viento sopla con fuerza». 

Arza también apunta que respetan la opinión de los vecinos pero que «en temas de seguridad no se juega». Asimismo se lo ha planteado a los vecinos de la zona y les ha recordado que la plaza no se quedará sin árboles.

Los residentes del entorno de la plaza Catalunya mantienen una opinión bien distinta a la expuesta desde el consistorio. Según relatan al Diari, hace un par de años presentaron un conjunto de alegaciones al proyecto de remodelación de la plaza. Uno de ellos, que fue aprobado, pedía que se conservaran los bancos de piedra y los emblemáticos pinos. 

«La sorpresa fue cuando el lunes los operarios nos dijeron que tenían órdenes de talar los árboles», expone una vecina, molesta por la «ocultación de información». Además, los propios vecinos, que han colgado varios carteles por toda la plaza denunciando la situación, ponen en duda la versión del Ayuntamiento porque, aseguran, los pinos nunca han amenazado con caerse por el efecto del viento. Es más, una de las hipótesis que mantienen es que la base de los pinos se haya visto dañada por las máquinas que ejecutan la obra. Una posibilidad que el propio concejal de Urbanisme desmentía ayer rotundamente. 

En medio de toda esta polémica, los residentes reclaman al consistorio poder contar con una segunda opinión y denuncian que todo lo ocurrido en este caso «ni es lógico ni ético». Los vecinos, junto con representantes del Gepec, llevarán a cabo este miércoles una rueda de prensa para exponer con más detalle todas sus quejas sobre el caso. 

Sustitución por magnolias

Desde la concejalía de Urbanisme no esconden que en 2014 aceptaron las alegaciones presentadas por los vecinos que solicitaban mantener los pinos de la plaza. No obstante, y ante el resultado del informe, «la seguridad prevalece sobre cualquier actuación previa de la administración». Utilizando el argot técnico, el documento habla de una elevada incidencia del factor Diana (probabilidad de ruptura o desprendimiento de una rama o de un árbol).

La intención del consistorio, una vez terminadas las obras, es remplazar los pinos por magnolias, uno de los árboles más comunes que se pueden apreciar en el centro. Y es, según apuntan, la posibilidad de replantar los pinos es inviable.

Temas

Comentarios

Lea También