Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'Tenemos frío en el trabajo y nos hemos traído calefactores de casa'

Empleados del CAP Sant Pere de Reus denuncian que la situación es 'insostenible'. Todo ello viene dado por el retraso de unas obras

Mònica Just

Whatsapp
Dos trabajadores de mantenimiento, colocando un radiador en la sala de espera. Foto: Cedida

Dos trabajadores de mantenimiento, colocando un radiador en la sala de espera. Foto: Cedida

«Hace frío y aquí no hay quien trabaje. Hemos tenido que traernos estufas y calefactores de casa». Así lo explican algunos empleados del Àrea Bàsica de Salut Reus 2, en el edificio del CAP Sant Pere, que llevan días trabajando en unas condiciones que califican de «insostenibles». Aseguran que todo esto puede repercutir en su propia salud, «y, por supuesto, en la de los pacientes, ya que ahora es una época con muchas infecciones y procesos gripales». Piden soluciones. El secretario general del sindicato Usitac- Sanitat y trabajador del CAP Sant Pere de Reus, Josep Tutusaus, denuncia que llevan días aguantando esta realidad, y que están «hartos».

La situación se enmarca en las obras que se iniciaron a mediados de octubre para mejorar la climatización de la segunda planta del centro del Camí de Riudoms. «Dijeron que las hacían en octubre para que en invierno pudiéramos volver a la ubicación que nos corresponde, en la segunda planta, y no pasar frío. Pero el invierno ha llegado, seguimos aquí y nadie dice nada», lamenta Tutusaus.

Y es que varias consultas de medicina de familia y de enfermería, de la número 1 a la 9 y la 15 de la segunda planta del centro, se ubicaron provisionalmente en la primera planta de la antigua área de especialistas. Es allí donde estos días se han hecho un hueco varios radiadores, calefactores y estufas, para hacer que el trabajo sea más llevadero. «Si las obras hubieran acabado la gente estaría en su lugar habitual y no tendría frío», insiste Tutusaus. Salut adjudicó la contratación de esta actuación a finales de agosto a la empresa Assistacasa 2005, SL por un importe de 55.926 euros, IVA incluido.

La solución, en breve

Fuentes consultadas del Institut Català de la Salut (ICS) reconocen que las obras van con un poco de retraso, y que el hecho de que hubieran las Navidades por en medio tampoco ha ayudado precisamente a que el tema se acelerase. No concretan una fecha exacta para su finalización y para que todo vuelva a la normalidad, pero señalan que «será pronto. Los servicios trasladados dejarán la provisionalidad y se ubicarán de nuevo en la segunda planta».

Desde el ICS recuerdan que en la zona donde se hallan ahora, en la antigua área de especialistas, hay calefacción, pero que es un sistema más antiguo y, probablemente, menos eficaz. Aun así, apuntan que ayer mismo instalaron más estufas para hacer la situación más soportable hasta que se solucione definitivamente.

Temas

  • REUS

Lea También