Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Toni Mateos, humor y radio en el mismo pack

El reusense es la voz de Ràdio La Selva en el día a día, una pasión que combina con los escenarios y sus monólogos

Marc Libiano

Whatsapp
Toni Mateos, humor y radio en el mismo pack

Toni Mateos, humor y radio en el mismo pack

En Ràdio La Selva, Toni Mateos (Reus, 1974) ofrece su voz fresca y optimista cada día, en una rutina que ya se ha convertido en dulce hábito para los vecinos de esa población fronteriza con Reus, la ciudad que le vio nacer y en la que todavía reside. Apasionado de los equipos de fútbol y hockey rojinegros, la vida de Mateos se arropa en su vocación artística. De su espíritu creativo ha nacido un camino que él mismo ha trabajado. No dispone de títulos ni de recomendaciones formativas. Se lo ha ganado en el barro. De hecho, sus estudios le encaminaban hacia un día a día en la oficina, como administrativo. Completó casi una década para una empresa de prótesis, aunque nunca sintió la plenitud en esa ocupación. «Siempre deseaba que llegara el viernes, no me gustaba», confiesa.

Ràdio Cambrils, una de las emisoras de carácter municipal que precisa de colaboraciones externas para subsistir, resultó una escuela y una oportunidad indiscutible para Mateos, que sació su sed musical con un programa que él mismo generó llamado Aquells meravellosos anys que no vaig viure. Amante de los británicos The Smiths y casi devoto de Morrissey y Bruce Springsteen, esos primeros pinitos le acabaron por abrir la puerta de la profesión. Ràdio Cambrils apostó por él para tutelar su matinal La Peixera. El idilio con la radio ya se hizo irrompible. 

El vínculo con Inglaterra de este ganxet declarado ya de nacimiento, se consolidó cuando con 19 años, Mateos se dispuso a vivir una experiencia que le marcó para el resto de su trayecto. Se aposentó en Leeds durante dos meses para perfeccionar su inglés. Una familia le acogió en su casa, mientras atendía a la clientela de un supermercado donde coincidió con más catalanes. Los recuerdos son tan numerosos como curiosos. 

Una noche, la policía les desalojó de uno de los hogares familiares en donde se había instalado uno de sus amigos. La fiesta que montaron fue tan rotunda que terminaron bailando desnudos en un parque. Toni, muy hospitalario, decidió rescatar a ese amigo y le hizo un hueco en el palacete inglés que, precisamente, no era suyo. 

La televisión
Con los registros tan peculiares de la radio totalmente controlados, Mateos se lanzó a la gran pantalla. La apertura de Televisió de Cambrils, hoy desaparecida, le dio una nueva oportunidad para expandir inquietudes. Gestó Gadegania, un programa de humor que dispuso de cierto recorrido y que enseñó ese particular rasgo de Mateos, siempre anda dispuesto a hacer reír al personal. En sus redes sociales no hay discusión. Humor negro. En 2011 sufrió el golpe del despido, porque en Cambrils murieron la radio y la televisión. Los recortes económicos lo provocaron. De ese pequeño trauma sacó el lado positivo. Se formó como monologuista.

Dos personajes claves han marcado la línea de flotación de Mateos en el catálogo inicial como artista. Gabriel Córdoba y Dani Pérez le mostraron esas pautas y los secretos indispensables para diseñar un monólogo de cuerpo y alma. Hoy, en los ratos libres y como hobbie, sigue ejerciendo su talento encima de los escenarios. Llegó a rodar, con más de 50 bolos, con un grupo de humor en catalán llamado Fem Riure. En Barcelona dispuso de cartel en el teatro con Menaix a Truà y Monólogos para el fin del Mundo. El bagaje, eso sí, no le permitía mantenerse ante la exigente economía del momento. 

En plena desesperación por encontrar un empleo y cuando iba a aceptar la primera propuesta que se le presentara, a través de varios conocidos, se agarró a la opción de Ràdio La Selva, donde ya cumple su tercera temporada.  Por las mañanas, la reconocible voz de Mateos entretiene a los ciudadanos con el magazine La Cafetera, mientras que por las tardes también se le puede oír en Carrer Major, un programa que elaboran varios medios vinculados de la zona y de forma conjunta. Este administrativo formativo ha decidido tomar una decisión crucial en su existir; aferrarse a la magia de la radio y sobrevivir a las dificultades del medio Más allá de la remuneración y del reconocimiento existe un factor definitivo; ser feliz con lo que haces. Mateos lo es y encima no ha dejado los escenarios. El miércoles se subirá al carro del humor en Tarragona y el viernes en su Reus natal y querida. El rostro de Toni es eso. Radio y humor en un mismo pack.

Temas

Comentarios

Lea También