Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Sanidad

Tortosa y Amposta rompen con la red sanitaria de Sagessa

La marcha de cuatro centros del accionariado de Ginsa, la empresa que lleva la gestión administrativa del Grup Sagessa, obliga a despedir a 5 trabajadores y a recolocar a 33

Joan Morales

Whatsapp
Imagen de archivo de una protesta de los trabajadores de Ginsa, en septiembre del año pasado en la puerta del Hospital Sant Joan de Reus. Foto: Joan Morales/DT

Imagen de archivo de una protesta de los trabajadores de Ginsa, en septiembre del año pasado en la puerta del Hospital Sant Joan de Reus. Foto: Joan Morales/DT

Las Terres de l’Ebre se han desvinculado del todo con la sanidad reusense, concretamente con el Grup Sagessa. La asamblea general de Ginsa, la empresa que lleva la gestión del Grup Sagessa desde hace casi 21 años, ha informado este martes que sus miembros llegaron a un acuerdo mutuo el pasado 27 de diciembre, para autorizar la salida del accionariado a los centros de Tortosa y Amposta.

Concretamente, el Hospital de la Santa Creu de Jesús-Tortosa y la Clínica Terres de l’Ebre lo hicieron el pasado 31 de diciembre, mientras que el Hospital Comarcal d’Amposta y los centros y servicios de la Fussmont (la Residència d’Avis de Amposta, entre otros) lo harán hoy mismo, 10 de enero. El acuerdo de la asamblea establece que Ginsa prestará los servicios indispensables durante el tiempo estrictamente necesario para facilitar un traspaso y migración de sistemas, que garantice la correcta prestación de los servicios públicos de estas entidades y un proceso de desconexión «progresivo y ordenado»

Un 23% menos de presupuesto

La salida de Ginsa de los centros de Tortosa y Amposta afecta directamente a las cuentas de la sociedad, ya que la disminución del presupuesto será del 23%. Eso significa que la sociedad deberá «tomar una serie de medidas para adecuar la estructura a las necesidades actuales». Dicho con otras palabras, los recortes de plantilla están más que asegurados. De hecho, ayer mismo se informaba del despido de cinco trabajadores y la recolocación de 33, la mayoría de los servicios de limpieza y mantenimiento, a los diferentes centros del grupo. Según han podido saber el Diari, entre las cinco extinciones de contrato estarían las de los directivos Joan Maria Benet, actual director de recursos generales y ex director general de Sagessa; y José Vicente Gómez, director de infraestructuras, ambos investigados en diferentes piezas de la macrocausa Innova.

Ginsa también informó ayer que los diferentes órganos rectores de los centros de Tortosa, Amposta y Ginsa quieren destacar que «el trabajo compartido de todos estos años ha sido muy positivo para estas instituciones y ha contribuido, de una forma determinante, al desarrollo de los servicios públicos de salud y atención social de este territorio».

Incertidumbre

El comité de empresa de Ginsa hace tiempo que viene advirtiendo que el desarrollo de estos acontecimientos acabará afectando directamente los más de 350 puestos de trabajo que hay repartidos entre el departamento administrativo (el más numeroso con unos 120 trabajadores), la limpieza, lavandería y mantenimiento. Desde el pasado verano, los trabajadores se han mantenido muy activos en sus reivindicaciones y, especialmente, en pedir explicaciones a los políticos responsables del grupo sobre el futuro del mismo.
Estos primeros cinco despidos anunciados ayer por Ginsa se interpretan, por parte del comité de empresa,  como el preludio de un recorte en la plantilla. Sin ir más lejos, el pasado 19 de diciembre los trabajadores emitían un comunicado en el que se preguntaban cómo era posible que, sabiendo que los ayuntamientos de Amposta y Tortosa dejaban el barco de Ginsa, «aún no sepamos qué reestructuraciones se harán en la plantilla para poder seguir adelante con la empresa».
Desde el comité de empresa recordaban el pasado mes de septiembre que Ginsa siempre ha sido una empresa con capital público y gestión privada. La cúpula directiva llevaba la gestión de todo el Grup Sagessa y se pasaban las cuentas de resultados a los miembros del consejo de administración, «un modelo con el que se llegaron a gestionar 18 empresas sin problemas económicos. Pero cuando en 2011 se destapó el caso Innova, la toma de decisiones pasó a ser de los políticos y han pasado por la dirección general cuatro personas».

Temas

Comentarios

Lea También