Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Laboral

Trabajadores de la basura de Reus denuncian que el servicio está «al límite»

Dicen que los camiones son obsoletos y que la plantilla se tendría que ampliar. Piden que el contrato salga a concurso

Montse Plana

Whatsapp
Una de las principales preocupaciones es que la flota es «antigua y obsoleta». FOTO: Pere Ferré

Una de las principales preocupaciones es que la flota es «antigua y obsoleta». FOTO: Pere Ferré

«Los camiones de la basura de Reus están obsoletos y los trabajadores no damos abasto. Misma plantilla y mismo material desde hace 13 año. La ciudad y las necesidades han cambiado y la situación ya es límite».

Así describen el servicio de recogida de la basura en la capital del Baix Camp el presidente del Comité, Miguel Pérez, y el secretario general de saneamiento urbano de UGT, Ángel Martín de Sande. Ante la segunda prórroga del contrato del servicio, para este 2019, piden que «de una vez salga a concurso y se regularice la situación con la empresa que gane el proceso». Así mismo, señalan como prioritario una ampliación de la plantilla (actualmente son 200 empleados) y la puesta al día de camiones y todo el material de limpieza.

Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) realiza la recogida de residuos en Reus desde 1967. En 2010, la empresa obtuvo, de nuevo, el contrato por 8 años. A partir de aquí, en 2018 se hizo la primera prórroga del servicio y, para este 2019, se optó por la misma vía. Ahora, con el nuevo gobierno surgido de las municipales del pasado mes de mayo, se tendrá que afrontar la nueva contrata de la basura.

Camiones incendiados

«Los camiones están funcionando, cada día, mañana, tarde y noche. Son antiguos, con más de 10 años, y están continuamente entrando al taller para ser reparados», explica Miguel Pérez, que se muestra preocupado porque la situación se alargue demasiado en el tiempo, «porque no sabemos lo que puede pasar. Toda la plantilla está haciendo un sobresfuerzo para que el servicio sea lo mejor posible, pero con estas condiciones no aguantamos más».

«Lo ideal sería que la nueva contrata esté adjudicada antes de finalizar el año para que puedan llegar los nuevos camiones lo antes posible», añade el secretario general de saneamiento urbano de UGT. Y es que una de las mayores preocupaciones es que los camiones empiecen a fallar. «Cualquier día nos podemos encontrar sin material», lamenta el presidente del Comité, Miguel Pérez.

De hecho, en el último año se han tenido que reponer siete camiones de la basura por reiterados incendios, «lo que demuestra su mal estado. Trece años son muchos, y más con estos vehículos que están en constante funcionamiento», critica Pérez. Las siete unidades han sido remplazadas por vehículos de alquiler procedentes de otros municipios. «Son de segunda mano, por lo que sus condiciones tampoco son óptimas», subrayan.

«La ciudadanía se da cuenta»

La situación precaria que describen los trabajadores de la recogida de la basura en Reus repercute directamente a la ciudadanía. «Trabajamos el triple para hacer las cosas lo mejor posible. Pero es evidente que no llegamos», explica Miguel Pérez. Por un lado, remarca la mala imagen que dan los camiones de la basura, «ruidosos y sucios». Por otro, asegura que la plantilla no es la suficiente para una ciudad como Reus que, en los últimos años ha crecido. «No podemos estar a todas partes», lamenta.

No obstante, tanto Pérez como el secretario general de saneamiento urbano de UGT, Ángel Martín de Sande, también subrayan que, otra parte del problema es el incivismo, que señalan que «ha ido en aumento en los últimos años». En esta línea, justo la semana pasada, el Diari publicaba imágenes de muebles y colchones tirados en medio de la calle de Antoni Gaudí de Reus. «Esto, sumado a nuestra situación precaria, dificulta aún más el trabajo», denuncian.

Temas

Comentarios

Lea También