Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Laboral

Trabajadores del centro de salud Villablanca se plantean seguir movilizándose

Hay discrepancias entre el comité y la empresa por el aumento salarial a aplicar

M.P.

Whatsapp
Trabajadores de Villablanca se movilizaron el 1 de julio para protestar contra su situación laboral. FOTO: ISABEL LIMÓN/DT

Trabajadores de Villablanca se movilizaron el 1 de julio para protestar contra su situación laboral. FOTO: ISABEL LIMÓN/DT

Tras una década con los sueldos congelados, los trabajadores de Villablanca Serveis Assistencials del Grup Pere Mata están actualmente inmersos en negociaciones con la empresa. El objetivo es conseguir una mejora de las condiciones laborales. Tras distintas reuniones, no se ha llegado a un acuerdo, por lo que desde el comité de empresa se explica al Diari que se plantean futuras acciones reivindicativas, entre las cuales, movilizaciones.

Según se detalla, el punto de partida del comité era alcanzar un aumento salarial del 3,5% para 2019. Por su parte, la empresa se comprometió en una reunión realizada el pasado 26 de noviembre que, «en caso de que se haga efectiva la publicación del orden de las nuevas tarifas en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya, la empresa hará efectivo el pago de un 1,15% sobre las mesas salariales con efectos de 1 de enero de 2019». La cifra era muy distante a lo que pedía el comité y la reunión terminó sin acuerdo. No obstante, una vez publicada dicha orden en el DOGCT, la empresa presentó, a principios de febrero, una solicitud de mediación en el registro de Serveis Territorials del Departament de Treball, Afers Socials i Famílies para mantener una nueva reunión con el comité, que se realizó la semana pasada, el 26 de febrero.

«La parte social acepta parcialmente la propuesta realizada por la empresa en el acta en fecha de 26 de noviembre de 2019 consistente en un incremento del 1,15% sobre las mesas salariales», se detalla en el acta de la sesión, pero se añade: «Esto no significa que la negociación del incremento salarial de los años 2018 y 2019 quede cerrada».

De hecho, desde el comité se remarca que ambas partes están dispuestas a ceder sobre sus propuestas. En este sentido, y según detallan los trabajadores, la empresa estira el aumento al 1,5% sobre las mesas salariales, argumentando que el apartado de absentismo había mejorado. Por su parte, el comité ha rebajado su apuesta, pero defendiendo un aumento salarial del 2,3%. Ante esta situación, los trabajadores quieren visibilizar su lucha y, en los próximos días, quieren empezar nuevas acciones, aunque todavía tienen que concretarse.

Ya en verano se realizaron distintas movilizaciones, que empezaron en junio con una manifestación en el contexto de la Festa de les Famílies, con la intención de mostrar a los familiares de los usuarios sus condiciones laborales. También en junio, se concentraron delante del Ayuntamiento de Reus y, en julio, un centenar de empleados recorrieron Reus mostrando pancartas, desde el Mercadal hasta el Pere Mata.

Temas

Comentarios

Lea También