Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Trece empresas optan a las obras de reforma de la plaza Catalunya de Reus

El plazo para presentar ofertas finalizó el 12 de julio. El Ayuntamiento espera formalizar el contrato en las próximas semanas

Francesc Gras

Whatsapp
Imagen virtual de cómo quedará la plaza Catalunya tras las obras de reforma. Foto: Ayuntamiento de Reus

Imagen virtual de cómo quedará la plaza Catalunya tras las obras de reforma. Foto: Ayuntamiento de Reus

Un total de 13 empresas se han presentado al concurso público para optar a la adjudicación de las obras de reforma de la plaza Catalunya. El plazo para presentar ofertas finalizó el pasado 12 de julio. El Ayuntamiento de Reus espera poder formalizar el contrato en las próximas semanas e iniciar los trabajos lo antes posible. Esta segunda fase de transformación de la zona tiene como finalidad dar prioridad a los peatones y dejar en funcionamiento un solo carril de circulación.

El presupuesto de licitación de las obras es de unos 244.000€ y se prevé que se alarguen durante cuatro meses. Previamente ya se ha actuado en la mejora del emblemático monumento dedicado al poeta Joaquim Maria Bartrina que consistieron en la limpieza del busto y la sustitución de la base de piedra.

La plaza quedará a un solo nivel para los peatones y se cambiará el mobiliario urbano

La reforma urbanística de la plaza Catalunya contempla dejar la zona a un solo nivel para que puedan transitar solamente los peatones. Además, y a diferencia del estado actual, la circulación rodada quedará restringida a un solo paso, el que viene del Raval del Pallol y conecta la plaza al Raval de Santa Anna y a la calle Doctor Robert.

Los pavimentos y mobiliario urbano que se instalarán mantendrán la estética y características técnicas de las obras realizadas en la primera fase, en la parte más próxima a las calles Galanes y Vallroquetes. El proyecto también tiene como objetivo renovar el sistema de drenaje superficial, plantar árboles nuevos, eliminar la red eléctrica aérea y soterrar los contenedores de basura.

La opinión al respecto de las obras entre comerciantes y restauradores del entorno de la plaza Catalunya es positiva. En más de una ocasión así se han pronunciado al Diari asegurando que la reforma les dará más visibilidad a sus negocios y que, con total seguridad, les «ayudará a subir las ventas». 

El hecho de que el proyecto salga ahora a licitación supone un paso decisivo para su ejecución final. Y con ella, el alcalde de Reus, Carles Pellicer, verá cumplido uno de sus proyectos ‘bandera’. 

Temas

Comentarios

Lea También