Más de Reus

Un cigarro calcina una vivenda en Reus con tres heridos por humo y quemaduras

Hasta 11 dotaciones de Bombers han trabajado en la extinción, que ha durado más de dos horas. SEM ha activado seis varias ambulancias, incluso una de Barcelona, y han acudido para apoyo logístico Mossos d'Esquadra y Guàrdia Urbana de Reus

Jordi Cabré

Whatsapp

Minutos después de la medianoche de este jueves, 28 de enero, una columna de humo motivaba una llamada al teléfono de emergencias 112. El alertante explicaba que había un incendio de vivienda y mucha humareda que salía de la octava planta y se desplazaba por la escalera del número 4 de la calle Espronceda de Reus, un edificio de hasta diez plantas de altura.

El fuego se ha originado en el comedor, concretamente en el sofá ubicado en el comedor del propietario del 8º4ª, que ha sido uno de los atendidos durante la madrugada. Según ha podido saber el Diari por fuentes de la investigación, el fuego que ha calcinado completamente la vivienda se habría iniciado por un cigarrillo mal apagado, que al calentar la tela del sofá ha motivado la primera llama en el inmueble. Y de alli se ha propagado por la casa.

A la llegada de Bombers, se han empezado a activar los protocolos de emergencia para evacuar a los vecinos más próximos al fuego, que ha empezado a asomarse por un lateral y ya se veía desde la calle que estaba fuera de control.

El vecino que habría provocado el incendio por un descuido se habría ido a dormir sin percatarse que el cigarrillo no estaba apagado. Él mismo se ha despertado con un dolor de garganta por el humo que ya se había apoderado de la vivienda. El fuego había afectado todo el comedor y se ha salvado de morir asfixiado al despertarse por la falta de oxígeno.

Bombers trabajando en el incendio. FOTO: Bombers Generalitat

La primera medida para evitar heridos graves ha sido que los vecinos de las plantas inferiores se quedaran en casa confinados y en zonas aireadas. Los pisos más cercanos al del incendio también se ha pedido que mantuvieran la calma y a los que ha sido necesario evacuar se les ha acompañado hasta la calle, mientras se trabajaba en la extinción, que ha durado más de dos horas de trabajo intenso de Bombers. Han trabajado con 11 dotaciones.

Una mujer de 71 años que reside en uno de los áticos ha sido atendida por inhalación de humo y luego trasladada por prevención hasta el hospital Sant Joan de Reus. El vecino del piso calcinado, de 51, se le ha facilitado una manta térmica por el frío de la noche y ha sido atendido en la calle. Él no ha requerido traslado hospitalario. El tercer herido es un bombero que ha sufrido una quemadura en una mano. SEM ha enviado hasta seis dotaciones, una de ellas procedentes de Barcelona.

Tras apagar las llamas y airear la escalera, además de comprobar el estado de los pisos superiores del bloque de viviendas, se ha procedido a cobijar a las personas que no podían volver a sus casas. El vecino del piso calcinado ha dormido en un hostal y otros vecinos del mismo rellano (el piso está pegado al que se ha destruido)  han decidido trasladarse a casa de unos familiares.

Al lugar se ha personado el alcalde Carles Pellicer acompañado de la concejal de Seguretat, Dolors Vàzquez y los mandos de la Guàrdia Urbana de Reus. El piso afectado se ha precintado ante la imposibilidad de poder cerrarse. Bombers se ha retirado poco después de las 5.30 horas de esta madrugada

Temas

Comentarios

Lea También