Más de Reus

Últimas horas para ir de compras a buen precio en Reus

Crónica. ‘Les botigues al carrer’ llegan a su fin hoy tras nueve días en activo. Así, se darán por finalizadas las rebajas y un verano que, en general, ha sido flojo

MONTSE PLANA

Whatsapp
Comercios de varias calles del centro de Reus sacan el género para rematar rebajas. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Comercios de varias calles del centro de Reus sacan el género para rematar rebajas. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Para quien todavía no haya encontrado el momento de pasearse por el centro de Reus y buscar las mejores ofertas, que no se duerma, que quedan sólo unas horas para que ‘Les botigues al carrer’ lleguen a su final. Hoy, sábado, tras nueve días de todo tipo de productos expuestos a primera línea de calle, esta campaña comercial llega a su fin y se cierra, así, una temporada de verano que muchos comercios tachan de «floja».

La campaña –impulsada por El Tomb de Reus y con el apoyo de la Agència Reus Promoció y la participación de la Unió de Botiguers de Reus– se ha llevado a cabo, en esta 42ª edición, durante más días de lo que es habitual: un total de nueve, desde el 27 de agosto y hasta hoy, 4 de septiembre. De hecho, el lema lo dice: ‘Més dies, més rebaixes’. Pero el presidente de El Tomb, Jacint Pallejà, recuerda que «es totalmente excepcional» y subraya que la campaña se ha ido adaptando en cada momento a las necesidades, «y en esta ocasión, al caer el 31 de agosto en martes, pues se ha organizado así, pero en ningún caso se hará extensivo en las próximas ediciones».

Que se haya alargado durante más de una semana, no es valorado de la misma forma por todos los comerciantes. Desde una tienda de ropa de la calle de Jesús, por ejemplo, se señala que la campaña «ha ido bien» y que han notado también el paso de turistas, que se han animado a comprar. En cambio, desde Retocs, en la avenida de Prat de la Riba, se considera que funciona mejor si se hace en tres o cuatro días concentrados. De hecho, comentan que algunos días se optó por no sacar género a la calle «porque no había prácticamente nadie». A todo ello, ha influenciado también la meteorología, que esta semana no ha acompañado, con días de lluvias que no invitaban a la gente a salir a pasear. Entre los comerciantes, una vendedora opina que la campaña ha sido floja, por un lado por las lluvias, pero también señala que ha detectado que la gente ha reducido los gastos, «y quizás, en estos momentos prefieren comprar otras cosas y no en ropa», opina.

Por su lado, Jacint Pallejà todavía no se aventura a hacer ningún balance. «Quedan horas por delante, y el viernes y el sábado son días fuertes. Cabrá esperar para sacar conclusiones», detalla el presidente de El Tomb de Reus, que anima a la gente a aprovechar las últimas oportunidades, «porque tenemos muy buen género y a precios competitivos». Destaca también que en esta ocasión, la asociación ha repartido 78 mesas entre los establecimientos participantes a la campaña, «a lo que se suman aquellos que sacan sus propias mesas y los que colocan expositores», con lo que subraya que «la oferta es fantástica».

Con lo que coinciden los comerciantes es que la temporada de verano ha sido floja. «La gente no compra tanto», se señala desde un comercio de la calle de Jesús. En cambio, desde Retocs valoran que este verano ha ido mejor de lo esperado, «pero más flojo que el pasado». En su caso, en 2020 trabajaron mucho gracias a las mascarillas, con gente que compraban tela para confeccionarlas. En cambio, este tipo de clientela ha ido, ahora a la baja, «pero hemos trabajado muchísimo haciendo retoques. Ha cambiado el perfil, pero seguimos trabajando mucho», subrayan.

Lo que esperan los comerciantes es superar 2021, que está siendo más complicado de lo que podía parecer el año pasado. La pandemia sigue presente y hay ganas de reactivación.

Temas

Comentarios

Lea También