Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un anciano de Reus lleva 7 meses sin salir de casa solo porque no va el ascensor

El hombre y su mujer viven solos en un bloque donde solo se vendió su piso y no pueden asumir los gastos del servicio
Whatsapp
Tres días por semana, Teodoro es bajado por las escaleras para ser llevado a diálisis. Foto: Pere Ferré

Tres días por semana, Teodoro es bajado por las escaleras para ser llevado a diálisis. Foto: Pere Ferré

Luz Mosteiro y Teodoro García forman un matrimonio de personas mayores que hace cinco años se compraron un piso nuevo en la calle Joan Corominas de Reus para vivir con todas las comodidades posibles, teniendo en cuenta el delicado estado de salud del hombre. Por contra, esta pareja lo que está viviendo desde hace unos meses es un auténtico calvario que tiene a Teodoro, de 85 años de edad y con un 80% de minusvalía, postrado en su cama y sin poder salir a la calle por no funcionar el ascensor de la comunidad.

La situación, tan dramática como esperpéntica e inexplicable, se gestó en el año 2010, cuando empezaron a vivir en el 1º 2ª del número 4 de la calle Joan Corominas, como los únicos vecinos de todo el bloque (de ocho viviendas). «Para poder montar nuestro contador de la luz tuvimos que montar nosotros solos la comunidad de propietarios. Fue entonces cuando nos enteramos que la promotora Begamp debía unos 3.000 euros a la compañía de la luz y 12.000 euros a la empresa del ascensor», explica Luz Mosteiro, quien recuerda que «el ascensor funcionó solamente los primeros cuatro meses desde que vivimos aquí. Después cortaron su funcionamiento y fue cuando nos dijeron que no lo volverían a poner en marcha porque la promotora les debía 12.000 euros».

Para poder volver a reanudar el servicio del ascensor, Luz explica que «me dijeron que tenía que pagar una pieza y hacer un contrato de mantenimiento de unos 60 euros al mes, y un seguro de 500 euros al mes, además de los 200 euros que pago de luz comunitaria cada dos meses. Como podrá comprender, yo no puedo asumir sola todos estos gastos porque somos pensionistas».

Aunque el ascensor dejó de funcionar hace ya bastante tiempo, la situación se ha agravado hace unos meses, el tiempo que hace que Teodoro ha empeorado de sus enfermedades. «Hasta hace unos meses mi padre aún podía subir y bajar las escaleras, pero ahora ha empeorado y es absolutamente imposible, por lo que lleva desde noviembre si poder salir de casa», explica su hija, Gema García, quien añade que «tienen que venir a curarle las enfermeras y médicos del CAP y tres días por semana también viene una ambulancia que lo lleva a diálisis. Cada vez que mi padre tiene una visita en el hospital tenemos que llamar a una ambulancia para que los camilleros lo puedan bajar y después esperar varias horas a que lo vuelvan a traer a casa. La situación es denigrante». Esta familia se encuentra impotente ante una situación dramática que tiene a su padre en una cama sin poder salir de casa. El principal obstáculo con el que se encuentran es que nadie se hace cargo del gasto comunitario del resto de siete pisos que no se vendieron. La promotora Begamp (con la que el Diari se ha puesto en contacto pero ha declinado hace declaraciones) está en concurso de acreedores y «hemos intentado hablar con el administrador concursal y no nos ha cogido el teléfono», explica Gema. Para acabar de complicar la historia, «hemos visto que los pisos están a la venta en el BBVA y, tras hablar con ellos, nos han dicho que no son suyos, sino que simplemente están ayudando a la promotora a venderlos».

Ante este panorama, y después de dirigirse sin éxito a los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Reus, Luz se conforma con que «la promotora me pague los 3.500 euros que debe a la comunidad, es decir a mí, y que quien sea el propietario de los pisos se haga cargo de los gastos comunitarios. Con esto, el ascensor podría volver a estar funcionando y mi marido salir de casa».

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También