Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Seguridad

Un aspirante a la Guàrdia Urbana de Reus denuncia 'poca transparencia' en la selección

La CUP presentará un moción en el pleno de este viernes para pedir una investigación sobre el proceso de selección de las ocho nuevas plazas

Joan Morales

Whatsapp
Imagen de archivo de un agente de la Guàrdia Urbana de Reus. Foto: P.Ferré/DT

Imagen de archivo de un agente de la Guàrdia Urbana de Reus. Foto: P.Ferré/DT

Una queja de un aspirante a formar parte de la Guàrdia Urbana de Reus llegará al pleno municipal que se este viernes. El joven, con el que ha podido hablar el Diari, ha hecho llegar a todos los grupos de la oposición su caso, al considerar que el proceso de selección de las ocho nueves plazas de policía local ha sido «poco transparente» y sin criterios objetivos a la hora de corregir algunas de las pruebas.

Ante esta denuncia, el grupo municipal de la CUP presentará una moción en el plenario en la que pedirá que se paralice el proceso mientras no se aclaren los hechos. Los 'cupaires' también piden que el Ayuntamiento de Reus abra una investigación y, en caso de que se confirmen las posibles irregularidades, repita el proceso de selección con las garantías establecidas. Los anticapitalistas también quieren que se depuren responsabilidades en caso de que no se hayan seguido los procedimientos adecuados de selección.

Poca transparencia

El aspirante a formar parte de la plantilla de la Guàrdia Urbana que ha denunciado estas presuntas irregularidades, y que prefiere mantener su nombre en el anonimato, ha asegurado a esta redacción que «durante las cinco pruebas de selección vi un conjunto de cosas que me hacen pensar que hubo muy poca transparencia».

Este joven explica, examen por examen, lo que él considera una manera poco limpia de evaluar las pruebas. «En la primera, de cultura y actualidad, nos hicieron un examen tipo test de 100 preguntas. Al salir de la prueba no nos dieron una copia, cuando en otras policías -donde también me he presentado- sí que lo hacen. Además, tampoco publican las respuestas. Simplemente te dicen el resultado», comenta.
Los aspirantes a las ocho plazas de la Guàrdia Urbana de Reus (se presentaron 400) que superaron este primer examen, pasaron a la segunda fase: el psicotécnico. El denunciante, que prefiere no decir su nota aunque ésta fue alta, asegura que «unos 30 compañeros sacaron un 9,9, una nota que en otras oposiciones a policías locales prácticamente nadie saca en el psicotécnico. No puedo demostrarlo, pero creo que pudo filtrarse el examen, por lo que mucha gente ya sabía las preguntas que iban a salir».

Pasadas las dos primeras pruebas, llegaron las físicas. Aquí, el aspirante a policía local de Reus comenta que «en las bases de la convocatoria queda claro que en las físicas tiene que examinarte un grupo especializado de profesores de INEF. En cambio, aquí, en cada prueba había un policía local que era quien te ponía la nota». Este joven también pasó esta tercera criba y se plantó en la entrevista y el test de personalidad. «La ley deja claro que el tribunal de esta prueba tiene que estar formado por un policía local, un psicólogo del Instituto de Seguridad Pública de Catalunya y por algún miembro de los sindicatos. En este caso, sólo había el jefe de la Guàrdia Urbana de Reus y una psicóloga del Ayuntamiento», explica.

Para acabar, y como última prueba, los aspirantes tuvieron que realizar una redacción sobre un tema social, político o cultural del último mes, «una prueba muy subjetiva, donde no quedaba claro cómo puntuaban. Lo más sorprendente es que hubieron notas con decimales. No entiendo como una redacción puede puntuarse de esta forma y creo que fue la puntilla para que pudiesen entrar los aspirantes que ellos querían», sentencia este joven.

Fuentes municipales han asegurado que no harán ninguna declaración sobre el caso porque "no valoramos anónimos" y también han recordado que "si esta persona está en desacuerdo con el proceso de selección de la Guàrdia Urbana siempre puede presentar un contencioso administrativo, y no lo ha hecho".

Temas

Comentarios

Lea También