Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un camión de reparto se desfrena en plena calle y choca contra un bar

El vehículo aparcado frente al Mercat Central se deslizó e impactó contra una cañería que dejó sin gas al restaurante
Whatsapp
Este es el camión que impactó contra el restaurante y se llevó por delante las mesas de las terrazas. Foto: Cedida

Este es el camión que impactó contra el restaurante y se llevó por delante las mesas de las terrazas. Foto: Cedida

Eran las 10 menos cuarto de la mañana cuando el propietario del restaurante Q8, situado en la avenida President Companys, en frente del Mercat Central , se llevó un buen susto. Tenía el bar lleno con una quincena de personas cuando, de repente, vio como un camión del Grupo Serhs que repartía cerveza por los establecimientos de la zona y que estaba estacionado delante de una de las puertas laterales del Mercat en zona de carga y descarga, (al otro de la avenida donde está ubicado el bar) se desfrenaba, cruzaba sin conductor la calle a lo largo de 15 metros y chocaba directamente contra su bar.

Los clientes desde sus mesas vieron como se acercaba el camión y «los de la terraza del bar de al lado, tuvieron que salir corriendo», cuenta Blas Caballero, el propietario del Q8.

El vehículo se llevó lo que encontró por el camino, como mesas y sillas de las terrazas ya que no había coches estacionados en aquel momento y finalmente terminó su recorrido impactando contra una cañería de gas situada en la fachada del bar, lo que hizo que el restaurante se quedara sin suministro durante todo el día de ayer. «No he podido servir ni un menú», cuenta Caballero.

Según el propietario del establecimiento, la Guardia Urbana tardó 40 minutos en llegar en el lugar de los hechos y acudieron también los Bomberos de la Generalitat. Por precaución, se acordonó la zona por riesgo de escape de gas durante media hora pero los Bomberos determinaron, según Caballero, que no existía ningún peligro.

Lo que es más difícil de explicar son los motivos que desfrenaron el camión de reparto. El propietario del bar cuenta que los conductores del vehículo no se explican cómo ha podido suceder el accidente y le explicaron que alguien entró a robar en el camión mientras hacían el reparto y fue quien lo desfrenó. «Es cierto que el vehículo hacía media hora que estaba aparcado, repartiendo la mercancía y fue de repente cuando empezó a deslizarse», puntualiza Caballero.

Una vez sucedido el accidente (que sólo ha tenido consecuencias materiales), el propietario del bar decidió desalojar el local para evitar cualquier tipo de problema, ya que «el camión estuvo a punto de arrancar la tubería del gas», añade.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También