Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un centenar de empleados públicos de Reus recibe las productividades atrasadas

Ayuntamiento y comité de empresa pactan una nueva fórmula que rompe el carácter lineal del actual modelo. Se abonarán en abril
Whatsapp
Imagen de archivo del pleno del Ayuntamiento de Reus.  Foto: A.M./ DT

Imagen de archivo del pleno del Ayuntamiento de Reus. Foto: A.M./ DT

El plus de productividad de los trabajadores municipales ha generado nuevas diferencias entre ellos y el Ayuntamiento de Reus, aunque en esta ocasión se ha solucionado de forma satisfactoria para las dos partes. Y es que el consistorio y el comité de empresa han pactado una nueva fórmula de retribución que rompe el formato lineal de pago que se aplicaba en la actualidad para centrarse en una producción real.

El acuerdo –aprobado ayer en la comisión informativa de Seveis Generals i Econòmics con la única abstención del PSC– permitirá que un centenar de trabajadores recuperen las productividades atrasadas o eliminadas el mes que viene. Se calcula que, de media, serán unos 450€ correspondientes al segundo semestre de 2014.

En esta ocasión, el problema radicaba en que el año pasado se aplicó el apartado relacionado con el absentismo justificado «de forma demasiado estricta», puntualizó Joaquim Enrech, concejal de Hisenda. Esto provocó que muchos de los empleados públicos se quedaran sin recibir el correspondiente plus de productividad. De cara a este año que acaba de empezar, cuentan los propios trabajadores públicos, se aplicará un descuento proporcional y no total a los días de baja laboral.

Contención del gasto

El alcalde Carles Pellicer anunció ayer que el Ayuntamiento de Reus cerró el 2014 con un resultado positivo de 1 millón de euros «por tercer año consecutivo». Un éxito que, él mismo, circunscribió al buen trabajo realizado en materia económica con la aplicación de un modelo de gestión centrado en la contención financiera. El excedente económico que está previsto que se destine a nuevas inversiones será de unos 700.000 euros y se aplicará para la segunda fase de asfaltado de la plaza Catalunya, el colegio Els Ganxets o el solar donde estacionan los coches en el barrio Gaudí. El resto hasta llegar al millón de euros, generado por los organismos autónomos, se destinará a gasto corriente. En todo caso, la inversión deberá ser ratificada por el nuevo gobierno.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También