Un día menos de Barraques de Reus pero más horas abiertas y con grupos conocidos

Sólo siete entidades montarán sus casetas los días 21, 22 y 23 de junio en el Parc de la Festa. Los controles de seguridad, con pulseras de distintos colores según la edad, y las autorizaciones para menores se repetirán

Carla Bergadà

Whatsapp
La cantante Bad Gyal actuó en una de las pasadas ediciones de Barraques. FOTO: Alba Mariné

La cantante Bad Gyal actuó en una de las pasadas ediciones de Barraques. FOTO: Alba Mariné

En poco más de dos meses, los actos de la Festa Major de Sant Pere empezarán a inundar la ciudad. Entre ellos, las esperadas Barraques, que esta edición perderán un día pero abrirán hasta más tarde. Además, sus organizadores cuentan con un presupuesto mayor para contratar a los grupos musicales que subirán al escenario.

Serán los días 21, 22 y 23 de junio. Aunque habitualmente duraban cuatro días, desde la Coordinadora de Barraques han decidido acortarlas pero alargar las horas de apertura. Y es que el viernes, el sábado y el domingo, la fiesta se alargará hasta las 6 de la mañana. El presidente de la agrupación, Toni Bergadà, justificaba la decisión asegurando que, de este modo, las entidades lo montan «con más fuerza» y evitan arrastrar el cansancio que conlleva todo el montaje. La supresión de un día no implica un cambio en el dinero destinado al evento, una cifra que se suma a los beneficios que la Coordinadora consiguió reunir tras el éxito del año pasado.

Solamente se conoce uno de los grupos que actuará en el Parc de la Festa: Tremenda Jauría; un colectivo madrileño de música urbana que cuenta con reggaeton, cumbia y otras sonoridades tropicales. No obstante, Bergadà explicó al Diari que ya están cerrados los dos nombres que encabezarán el cartel de Barraques 2019.

De momento, sólo siete agrupaciones se han inscrito, aunque todavía hay tiempo para hacerlo —los organizadores no esperan que el número cambie. Cabe recordar que el año pasado fueron una docena las asociaciones que montaron su barraca en el Parc de la Festa.

En cuanto a la seguridad, la pasada edición se usaron pulseras de dos colores distintos que en los controles de entrada se colocaba a las personas que accedían para distinguir a los menores de edad y restringir la venta de bebidas alcohólicas. Además, los jóvenes que todavía no habían cumplido 18 años debían entrar al recinto con un adulto o un justificante de alguien mayor de edad que se hiciera responsable. Ambas medidas seguirán usándose este año

Colaboración entre concejalías

Desde el consistorio reusense aseguraron que la colaboración entre concejalías se mantendrá un año más. Así es como habrá una nueva edición del concurso de música de jóvenes Reussona y un punto violeta contra las agresiones machistas.  También volverán a instalar puntos de agua y de coca para las personas que vayan al Parc de la Festa. 

La concejal de Cultura, Montserrat Caelles, detalló que la voluntad del Ayuntamiento es «mantener la aportación» aunque se reduzca un día de festival. Caelles insistió en que su objetivo es «incentivar la calidad sin perder el espíritu de las entidades». 

Temas

Comentarios

Lea También