Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un equipo médico apoya la atención de 500 ancianos de residencias

Una médico y una enfermera acuden a siete geriátricos para mejorar la atención del paciente en un proyecto del ICS
Whatsapp
Noèlia Hernández y Mireia Español visitan a una residente en las Germanetes dels Pobres. Foto: Alfredo González

Noèlia Hernández y Mireia Español visitan a una residente en las Germanetes dels Pobres. Foto: Alfredo González

Hace dos años que el Institut Català de la Salut (ICS) arrancó el la iniciativa Residències Reus Ciutat, un proyecto que pretende mejorar la asistencia de las personas mayores ingresadas en una residencia geriátrica con el trabajo complementario de un equipo de profesionales, formado por un médico, una enfermera y dos profesionales de la Unitat d’Atenció al Ciutadà del Institut Català de la Salut.

De las 14 residencias con las que cuenta Reus, el proyecto actúa en siete centros lo que lleva a atender cerca de 500 ancianos. «Desde Atenció Primària vimos que cuando un paciente ingresaba en la residencia le perdíamos la pista porque pasaban a tratarlo los profesionales del centro», explicó Mireia Español, la médico del proyecto. Una realidad que fue el punto de partida de la iniciativa. «Queríamos recuperar el paciente para seguir actualizando su historia clínica y crear un puente entre las residencias geriátricas y la Atenció Primària con el fin de hacer una asistencia integral», añadió.

Las residencias en las que este equipo médico acude para aumentar la asistencia entre las personas mayores forman parte de dos áreas básicas de la ciudad y son públicas y concertadas. En la lista se encuentran los centros ICASS -cerca de la estación de trenes-, Natura, Fieide, Sant Jaume, las Germanetes dels Pobres, Roger de Llúria y la que se puso en marcha el año pasado, la STS Misericòrdia.

Las tareas asistenciales que el equipo de profesionales, formado por la médico, Mireia Español, y la enfermera, Noèlia Hernández, lleva a cabo en las residencias conjuntamente con los profesionales asistenciales propios de cada centro geriátrico, varia en función de las necesidades de cada residencia. Desde visitas a los pacientes, ayuda en el seguimiento de curas y controles de Sitrom, hasta tarea de apoyo, actualización de historias, revisión de tratamientos y apoyo de formación, según cuenta Español.

Con este nuevo proyecto, los resultados, son ya palpables a pesar de que son difíciles de registrar. «Hemos pasado una encuesta de satisfacción a las residencias para ver el retorno y la respuesta ha sido muy buena en puntos como la comunicación entre los proveedores y la facilidad de exploraciones complementarias», cuenta la enfermera. Según el director del ICS de Reus, Jordi Segarra, han percibido un aumento del índice de satisfacción personal, aunque apunta que es complicado cuantificarlo. «Se manifiesta con muestras de agradecimiento y las demandas que nos hacen», asegura.

De hecho, para valorar los primeros dos años de la implantación de este proyecto, ayer se organizó en Reus la primera edición de la Jornada Residències Reus Ciutat, con la finalidad de compartir las experiencias entre profesionales del ICS y de las residencias que participan en la iniciativa. «El objetivo es dar a conocer el modelo propagado por el ICS e intentar trabajar en red para atender a la población de forma homogénea», manifestó Segarra.

Y es que la participación de este equipo médico en los centros geriátricos pretende disminuir la diversidad y unificar criterios entre residencias porque cada una funciona diferente, aseguró la médico, Mireia Español.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También