Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un estudio de la URV advierte que: consumir bebidas con azúcar eleva el riesgo de sufrir un ataque al corazón

Los investigadores concluyen que beber más de cinco vasos por semana aumenta, entre otros, la obesidad o la hipertensión

Redacció

Whatsapp
Los investigadores Cíntia Ferreira-Pêgo, Jordi Salas-Salvadó y Nancy Babio, autores del estudio. Foto: cedida

Los investigadores Cíntia Ferreira-Pêgo, Jordi Salas-Salvadó y Nancy Babio, autores del estudio. Foto: cedida

Las personas que consumen más de cinco vasos por semana de bebidas azucaradas o edulcoradas – incluidas las bebidas light y los zumos de fruta– presentan un riesgo más elevado de padecer un ataque al corazón ante aquellas que toman menos de un vaso. Esto es así porque el consumo frecuente de este tipo de bebidas incrementa factores de riesgo tales como la obesidad abdominal, la hipertensión arterial y los niveles de triglicéridos en sangre y, además, reducen el colesterol bueno.

Estas son las principales conclusiones de una investigación desarrollada por Cíntia Ferreira-Pêgo, bajo el liderazgo de los doctores Nancy Babio y Jordi Salas-Salvadó, director de la Unidad de Nutrición Humana de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud, que pertenece a la Universitat Rovira i Virgili (URV), y del Instituto de Investigación Sanitaria Pere i Virgili, e investigador principal de la red CIBERobn del Instituto Carlos III, de la que también forman parte las otras dos investigadoras.

La investigación también demuestra que el consumo de más de cinco vasos por semana de cualquiera de estas bebidas aumenta no solo el riesgo de desarrollar síndrome metabólico en su conjunto, sino también de presentar algunos de los componentes de este síndrome.

En el caso de las bebidas azucaradas, su consumo frecuente, incrementa un 9% el riesgo de tener hipertensión y también de presentar niveles bajos de colesterol HDL – el llamado colesterol ‘bueno’–. En cuanto a las bebidas light o diet y los zumos de fruta naturales, su consumo también se asocia a un mayor riesgo de tener obesidad abdominal. En comparación con aquellas personas que raramente toman zumos de fruta envasados y bebidas light, las que sí lo hacen, en una cantidad de al menos cinco vasos por semana, tienen más riesgo de tener los triglicéridos en sangre elevados.

En este trabajo se han analizado los datos de 1.868 participantes de entre 55 y 80 años sin síndrome metabólico al inicio del estudio, pero que presentaban un alto riesgo cardiovascular. Los resultados refuerzan la hipótesis de que las bebidas azucaradas o edulcoradas y los zumos de fruta deben estar en la cúpula de la pirámide nutricional y de que, por tanto, se debe recomendar la reducción de su consumo. Este estudio, además, ha sido publicado en la revista Journal of Nutrition.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También