Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un joven de Reus pone en un brete al President Puigdemont

Carles Puigdemont rechaza cualquier consulta sobre BCN World

Redacción/Agencias

Whatsapp
Andreu Agredano, un joven de Reus en paro, le reclamó dar la voz a la gente de la zona del Camp de Tarragona para que decida si quiere o no desarrollar el proyecto de BCN World, que tildó de «especulativo»

Andreu Agredano, un joven de Reus en paro, le reclamó dar la voz a la gente de la zona del Camp de Tarragona para que decida si quiere o no desarrollar el proyecto de BCN World, que tildó de «especulativo»

Diversos participantes del programa ‘Jo pregunto’ de TV3 reprocharon anoche al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, los recortes y déficits en políticas sociales de los últimos años. Puigdemont se sometió a las preguntas de 12 ciudadanos, desde el Teatro Conservatorio de Manresa (Barcelona).

El primero en preguntar fue José Antonio Morán, de Cornellà de Llobregat (Barcelona), un trabajador de Delphi, que le reclamó medidas para frenar la deslocalización industrial.

Puigdemont aseguró que en los últimos años «se está revirtiendo la tendencia y el sector industrial está generando empleo» y defendió que hay que «aprovechar la cuarta revolución industrial», basada en la «tecnología».

Andreu Agredano, un joven de Reus en paro, le reclamó dar la voz a la gente de la zona del Camp de Tarragona para que decida si quiere o no desarrollar el proyecto de BCN World, que tildó de «especulativo».

--> Ver programa completo (la intervención del joven de Reus se puedever a partir del minuto 13)



Puigdemont puntualizó que «ahora no está prevista» la consulta sobre BCN World, porque «hay consenso muy amplio en el territorio» en favor de este proyecto, del que en su opinión «no podemos prescindir» porque puede «reforzar el sector turístico».

Subrayó que el «atractivo industrial» de Tarragona es «potentísimo», pero los «retrasos» del Estado en inversión en el corredor mediterráneo a su juicio pueden lastrarlo.

En un segundo turno de preguntas, Agredano le reprochó que no consulte a los ciudadanos sobre BCN World y sí «sobre el franquismo» en alusión a la consulta sobre el monumento conmemorativo a la Batalla del Ebre que hay en Tortosa. «Eso se tira y ya está», dijo Agredano. Hay que recordar que la consulta la impulsó el Ayuntamiento y no la Generalitat. El alcalde de Tortosa es Ferran Bel, del PDeCAT, el mismo partido que Puigdemont.


Críticas a Madrid
Leire, estudiante de 19 años, le preguntó «por qué es tan caro estudiar en Catalunya» y lamentó que «con la excusa de la independencia» los planes de educación «se quedan parados», a lo que Puigdemont alegó que «los más desfavorecidos tienen más accesibilidad» y «los que más tienen pagan más» y aprovechó para denunciar que el Estado no transfiere la gestión de las becas pese a las «reiteradas sentencias» del Tribunal Constitucional.

Ante otra pregunta sobre falta de recursos públicos, Puigdemont lamentó que Catalunya no tenga «a disposición los recursos que genera» y añadió que por eso «nos rebelamos contra el sistema». Las críticas al Gobierno central fueron constantes en las respuestas de Puigdemont.

Lluís, director de una escuela pública de Manresa, denunció que el modelo mixto de educación pública y concertada genera «segregación social» y reclamó más «voluntad política» para superarla porque «hablan de escuela inclusiva pero no se la creen».

«No comparto que las escuelas concertadas generen segregación social», replicó Puigdemont en un pulso dialéctico con Lluís, a quien dejó claro que no está a favor de «suprimir» la escuela concertada porque «ayuda a hacer sostenible el modelo.


Listas de espera
Una de las intervenciones más contundentes fue la de Teresa, del sector sanitario, que denunció los recortes en salud, las «listas de espera inabarcables», a lo que Puigdemont admitió no poder decir que «mañana» estos problemas estarán «resueltos», aunque insistió en que los presupuestos ya priorizan «lo más urgente».

En un plano más político, Puigdemont reiteró que convocará el referéndum con o sin pacto con el Estado y expuso que así lo transmite en los contactos que mantiene con diplomáticos que se interesan por la situación de Catalunya. «Es lo que quiere la mayoría de la gente. En el caso de que el pacto no se haga, el referéndum se hará. Está todo el mundo avisado», advirtió.

Temas

  • REUS

Lea También