Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un paso más hacia la mejora del barrio del Carme

El consistorio expropia una casa de la calle Sant Jaume para hacer vivienda social y construir un pasaje que conecte con la calle del Vent

Francesc Gras

Whatsapp
La casa expropiada desatascará el proyecto de pasaje entre las calles Sant Jaume y del Vent. FOTO: a. gonzález

La casa expropiada desatascará el proyecto de pasaje entre las calles Sant Jaume y del Vent. FOTO: a. gonzález

El barrio del Carme hace tiempo que dejó aparcado el ambicioso proyecto de rehabilitación auspiciado por el llamado Pla de Barris. En su lugar, en los últimos años se han acometido distintas mejoras en aquellos puntos del barrio que más lo necesitaban. Sobre todo por el estado de degradación que presentan algunos edificios viejos y deshabitados.

Algunos de ellos, incluso, han sido derribados porque amenazaban ruina. El último caso tuvo lugar el pasado mes de febrero con el derribo de una casa en la calle Sant Llorenç.

Dentro de este largo proceso, el Ayuntamiento de Reus ha aprobado realizar un paso más en la  mejora del céntrico barrio del Carme. Se trata de la expropiación del número 27 de la calle Sant Jaume afectado por el PAU 11, Àrea del Passatge del carrer Sant Jaume al carrer del Vent. Una actuación que pretende desatascar el proyecto de construcción de un pasaje que conecte las calles Sant Jaume y del Vent. 

De hecho, uno de los inmuebles hace tiempo que ya fue derribado. Según aprobó el pleno municipal celebrado la semana pasada, el proyecto contempla «la viabilidad para la conexión de ambos viales» y «destinar un aparte del uso privativo a vivienda de protección oficial».

Cabe subrayar que la expropiación de la vivienda fue aprobada de mutuo acuerdo entre el Ayuntamiento y la propiedad del número 27 de la calle Sant Jaume por más de 43.000 euros. 

Los edificios del Incasòl

Mientras este proceso sigue su curso, cabe recordar que, en breve, está previsto que se adjudiquen los trabajos de derribo de los dos edificios desocupados que se encuentran en las calles Sant Francesc y Closa de Freixa del barrio del Carme.

Su lugar será ocupado por un parking de zona azul que ampliará el ya existente y será provisional a la espera de que el Ayuntamiento y la Generalitat acuerden un uso definitivo para el espacio. Ambos inmuebles son propiedad del Institut Català del Sòl (Incasòl), que será el encargado de adecuar los solares para que puedan acoger el aparcamiento de zona azul.

Una vez finalizado el concurso de adjudicación de las obras, la actuación de derribo contará con un plazo de ejecución de seis meses y tendrá un coste de unos 200.000 euros, financiados íntegramente por la Generalitat de Catalunya. En los últimos tiempos, los dos edificios se han convertido en un serio problema de convivencia para los vecinos de la zona.

También en el barrio del Carme, esta semana han finalizado los trabajos de mejora de la plaza Sant Francesc que han consistido en la eliminación de las plazas de parking con la finalidad de dar prioridad a los peatones y facilitar la movilidad de los vehículos.

Pero esto no termina aquí, ya que una vez finalizadas las obras de derribo de los dos inmuebles propiedad del Incasòl está previsto dejar la plaza a un solo nivel como se ha llevado a cabo en la plaza Catalunya.

Temas

Comentarios

Lea También