Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un recorrido neandertal en Reus

Reus. El Museu Salvador Vilaseca acoge una exposición itinerante sobre la vida de esta especie hasta el 16 de marzo

Cristina Valls

Whatsapp
Detalle de un cráneo que muestra la exposición del Museu Salvador Vilaseca. FOTO: Alba Mariné

Detalle de un cráneo que muestra la exposición del Museu Salvador Vilaseca. FOTO: Alba Mariné

Una revisión didáctica que invita al espectador interesado a dar un paseo por la vida cotidiana de los Neandertales en Catalunya. Este es el objetivo principal de la exposición itinerante Neandertals a Catalunya, que acoge durante estos días y hasta el 16 de marzo, el Museu Salvador Vilaseca de Reus. La muestra también responde interesantes cuestiones sobre su día a día como: ¿Qué comían? ¿cómo era su entorno? y ¿qué pensaban? 

Cada una de éstas preguntas se ha podido responder gracias a la amplia investigación que se ha realizado en el mundo y, más concretamente, en Catalunya, donde aparecieron los últimos fósiles que replantearon la presencia de dicha especie en nuestro territorio. En cierta manera, la exposición también revela dónde en qué punto se encuentra la investigación de dicha especie. 

«Iniciamos la muestra relatando  cuál es la posición de los Neandertales en el árbol evolutivo. Nosotros, como homínidos, aparecimos en el África Oriental hace entre 5 y 7 millones de años. Luego, vinieron los Australopithecus, que se remontan a unos 5 o 2,5 millones de años aproximadamente. Les siguieron los Erectus (entre unos 2 millones y 300.000 años, aproximadamente), los primeros que salieron del África Oriental y que colonizaron el continente eurasiático.

Y, por último y sólo en el centro y sur Europa, aparecieron los Neandertales», presenta la muestra el doctor Josep M. Fullola Pericot, catedrático de Prehistoria en la Universitat de Barcelona (UB) y comisario de la exposición, junto con el doctor Francesc Xavier Hernàndez Cardona, también profesor de la UB.Así pues, dicha especie evolucionó junto a los Erectus europeos y acabaron surgiendo los Homo neanderthalensis, que se descubrieron en Alemania en el 1856, cuando todavía no se había publicado el libro de Darwin sobre el origen de las especies. 

Una de las piezas clave de Neandertals a Catalunya  es la reproducción de la mandíbula de Sitges, justo al principio de la muestra. Ésta, tal y cómo relata el comisario Fullola, se descubrió en una de las cajas del Archivo de Sitges. Entre unos huesos de animales, recogidos por un cura en los años 50, se descubrió la segunda mandíbula de Neandertal que hay en Cataluña. La primera, según destaca Fullola, es la de Banyoles, que se encontró en 1887. «Aun así, hay más restos humanos de Neandertales», añade. Ilustraciones en la exposición, en las que  se muestran Neandertales ataviados con plumas y la cara pintada, también abren la posibilidad de que éstos fueran aun más complejos social e ideológicamente. «Se trata de distintas líneas de trabajo, pero hay investigadores que no descartan que tuvieran algo más de inteligencia. Aunque no se puede igualar a nuestro modelo, pues el Neandertal es un hombre muy primitivo», señala Fullola. 

El doctor Fullola recuerda que se descubrió una concha pintada en ocre. «Por lo tanto, se pintaban. Aunque puntuales, también hubo entierros con ofrendas, pero lo que los hizo únicos, fue el paso tecnológico que hicieron al transformar sus herramientas, convirtiéndolas en cuchillos, por ejemplo», dice Fullola. 

Para entenderlos mejor, han tenido que reconstruir su sociedad indagando en su entorno natural, estudiando el clima, la fauna y la vegetación. «Sobrevivían cazando, pero su desaparición viene dada porque un grupo más cohesionado y con una tecnología de caza superior los superó», completa Fullola. La muestra, producida por el Grup de Recerca del Quaternari-SERP y el Grup de Recerca DIDPATRI de la UB, también ha contado con el apoyo del Institut d’Estudis Ilerdencs, el ayuntamiento de Sitges, el Museu d’Arquelogia de Catalunya y  Molècula, una red de profesionales en Museografía.

Temas

Comentarios

Lea También