Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un reusense queda subcampeón del mundo de cría de canarios

Francisco Ponce logró la medalla de plata en el Campeonato del Mundo celebrado en Matosinhos (Portugal) en la gama Ágata Opal Amarillo Mosaico, superando a unos 200 rivales

Joan Morales

Whatsapp
Francisco Ponce enseña el canario con el que ganó el subcampeonato del mundo y su medalla. Foto: Alba Mariné

Francisco Ponce enseña el canario con el que ganó el subcampeonato del mundo y su medalla. Foto: Alba Mariné

Cualquier hobby o afición, si se lleva a cabo de una manera apasionada y casi profesional, al final acaba recompensando a quien la practica. Si no que se lo pregunten a Francisco Ponce, un reusense que desde hace muchos años se dedica a la cría de canarios y que se acaba de proclamar subcampeón del mundo de cría de canarios, en la categoría o gama Ágata Opal Amarillo Mosaico.

Apasionado de los pájaros desde que era un niño y se crió en un pueblo de la provincia de Málaga, Francisco ha hecho de su pasión por los canarios prácticamente un estilo de vida. No hay nada más que ver el jaulario que tiene en la terraza de su casa, donde actualmente cuenta con unos 120 canarios preparados para empezar la fase de cría, con el objetivo que de aquí salgan los que deberán competir en el próximo mundial, que se celebrará en enero de 2017 en Almería y en el que Francisco espera poder coronarse como campeón.

«Ésta era la tercera vez que me presentaba a un Mundial y ha sido la mejor clasificación que he conseguido», explica Francisco orgulloso mientras enseña su medalla y uno de los canarios del equipo con el que se ha proclamado subcampeón del mundo.

Para alcanzar este premio, Francisco Ponce admite que «tienes que sacrificarte mucho para tener los canarios en condiciones. No sólo basta con que te guste, sino que también tienes que estar encima de ellos cada día porque requieren muchos cuidados de limpieza, higiene, sanitarios, etc.».

En la gama en la que competía Ponce se presentaron 200 criadores más, pero su equipo de cuatro canarios fue considerado por el jurado el segundo mejor. «Se valora la presencia, el plumaje, el color, el diseño, la forma y la que los cuatro canarios tengan un nivel muy similar», comenta esta apasionado de los pájaros quien en 2008, cuando ganó su primer campeonato nacional ya se dio cuenta de que tenía nivel para aspirar a algo más.

Desde entonces, Francisco Ponce se ha marcado como meta poder conseguir ser campeón del mundo de cría de canarios, en su gama, y por ello trabaja duro para conseguirlo. El proceso para poder lograr un equipo competitivo de cara al Mundial del próximo año empieza ya, con el período de cría que se alargará hasta los meses de mayo o junio. Una vez que nazcan los nuevos canarios empezará el período de la muda de plumaje, hasta el mes de septiembre. «A partir de entonces mi trabajo consistirá en separar y seleccionar los mejores porque en octubre empiezan los campeonatos. Primero los autonómicos, después del estatal, hasta llegar al Mundial que será en enero del 2017. El objetivo de Francisco Ponce no es otro que el de, por fin, colgarse la medalla de oro y poder decir que es campeón del mundo.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También