Un vecino de Reus, absuelto de violar a su esposa

El hombre ha sido condenado por maltrato, amenazas y quebrantamiento de medida cautelar tras un historial de agresiones y amenazas a la mujer, con la que convivió un tiempo

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
Una de las denuncias presentadas por la víctima fue tramitada por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Reus. FOTO: A.G.

Una de las denuncias presentadas por la víctima fue tramitada por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Reus. FOTO: A.G.

Un hombre que se enfrentaba a nueve años y medio de prisión por haber agredido sexualmente a su pareja en Reus ha sido finalmente absuelto de este delito por la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Tarragona. En cambio, ha sido condenado por maltrato, amenazas y quebrantamiento de medida cautelar, según la sentencia a la que ha tenido acceso el Diari.

Ésta recoge que el procesado y la denunciante iniciaron una relación en 2014, que pronto derivó en convivencia en el domicilio de ella, quien además se encargaba del sustento del acusado. Dicha relación provocó la apertura de diferentes procedimientos penales con denuncias presentadas por la mujer.

En uno de ellas, que se tramitó por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Reus, se dictó un auto que impuso la prohibición al procesado de aproximarse a menos de 500 metros de la mujer y de comunicarse con ella. Pese a la orden de alejamiento, en septiembre de 2016, ambos decidieron reanudar la relación, que se prolongó hasta el 6 de marzo de 2017.

En dicha fecha, el acusado, soliviantado porque uno de los perros de la mujer estaba ladrando, se levantó de la cama con intención de golpear al animal. En ese momento se interpuso la mujer. El hombre la agarró por el cuello y le propinó una bofetada. En ese instante apareció el padre de la mujer, quien dormía en otra habitación de la casa. Al ver que su hija estaba siendo agredida, se encaró con el acusado. Seguidamente, éste se dirigió a la cocina, cogió un cuchillo, y le dijo al padre que le mataría. Ese mismo día, el agresor, a petición de ella, abandonó el domicilio.

El 11 del mismo mes, el procesado regresó con intención de acceder a la vivienda, manifestándole la mujer que no lo dejaría entrar. El hombre propinó una fuerte patada a la puerta y consiguió entrar.

El fiscal solicitaba para el acusado nueve años y medio de prisión por un delito de agresión sexual -con agravantes de parentesco y género-, además de una orden de alejamiento durante 12 años; dos años más de cárcel por maltrato habitual; uno por maltrato, otro por quebrantamiento de medida cautelar, dos años de cárcel y multa de 1.620€ por allanamiento de morada, 360€ más por amenazas leves y 360 por daños leves. En concepto de responsabilidad civil pedía una indemnización de 642€.

La Audiencia ha condenado al procesado a seis meses de prisión y a una orden de alejamiento -durante dos años no podrá comunicarse con la víctima ni acercarse a menos de 200 metros- por un delito de maltrato, once meses de prisión por quebrantamiento de medida cautelar, un año y medio de cárcel y multa de 480€ por allanamiento y 120€ más por amenazas leves.

Temas

Comentarios

Lea También