Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una entidad de Reus impulsa un proyecto para integrar a jóvenes que sufren trastorno mental

La asociación Dr. Francesc Tosquelles cumple 20 años y pone en marcha un club social para jóvenes con trastornos bipolares o de personalidad o que sufren enfermedades como la esquizofrenia

Francesc Gras

Whatsapp
Jordi Garcia es el presidente de la asociación Doctor Francesc Tosquelles. Foto: Alfredo González

Jordi Garcia es el presidente de la asociación Doctor Francesc Tosquelles. Foto: Alfredo González

La Associació de Familiars de Malalts Mentals Dr. Francesc Tosquelles (AFMMT) lleva veinte años trabajando en la ciudad para mejorar la calidad de vida de las personas que sufren alguna enfermedad mental y a sus familiares. A lo largo de todo este tiempo, la entidad sin ánimo de lucro ha puesto en marcha multitud de servicios como las áreas de convivencia y sensibilización, el acompañamiento integral o el programa de inclusión y relación El Porxo. Precisamente, dentro de este club social se ha impulsado un innovador proyecto destinado a los jóvenes que padecen algún trastorno mental.  

«El perfil mayoritario de las personas que atendemos tiene entre 40 y 60 años, y nos dimos cuenta de que necesitábamos atender a la población más joven. Fue entonces cuando decidimos crear un espacio donde pudieran realizar actividades, relacionarse entre ellos o participar en recursos comunitarios».

Con estas palabras recuerda el presidente la AFMMT, Jordi Garcia Pujol, cómo pusieron las bases de una iniciativa que quiere integrar a personas de entre 18 a 35 años pero también «que la sociedad tome consciencia», ya que asegura  existe un gran estigma social y rechazo hacia estas personas. El proyecto arrancó el año pasado con la atención de 14 jóvenes y este curso se está consolidando de forma satisfactoria.

Imagen de una de las jornadas organizadas por la entidad. Foto: AFMMT 

Un centenar de familias
La mayoría de los casos que tratan en la entidad son de personas con trastornos bipolares o de personalidad o que sufren enfermedades como la esquizofrenia. En todos ellos, explica Jordi Garcia, el proceso de asimilación por parte de los familiares es uno de los más críticos. Y en este punto es cuando la asociación juega su principal función. «Cuando se diagnostica una enfermedad mental el familiar se encuentra desamparado porque el sistema de salud establecido no contempla el acompañamiento familiar. Nosotros acogemos a las familias y les damos apoyo con grupos de ayuda mutua». 

El año pasado ofrecieron algunos de los servicios de apoyo de los que disponen a 104 familias. Uno de los más requeridos fue el de la atención psicológica, que busca «mejorar la comprensión de la enfermedad mental» o «mejorar la rehabilitación de la persona afectada» a través de charlas, jornadas o reuniones grupales. También trabajan un servicio de sensibilización comunitaria con acciones como una marcha popular o la instalación de una parada por Sant Jordi. Actividades que contaron con una gran participación ciudadana y que ayudan a dar a conocer la entidad.

Destacar también que muchas de las actividades que organiza la asociación, fundada en el Institut Pere Mata por un grupo de padres preocupados por su problemática familiar, tienen lugar en su sede situada en la calle Mare Molas (18-20 bajos) y que tiene las puertas abiertas a toda la ciudadanía. 

Comentarios

Lea También