Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una entidad ecologista denuncia un vertedero de basura incontrolado

Situado en la antigua nave de Valira, la asociación Arrels Verdes y Podemos alertan del riesgo para la salud que comporta
Whatsapp
Este es el estado de suciedad que presenta la antigua nave de Valira en la carretera de Montblanc. Foto: Pere Ferré

Este es el estado de suciedad que presenta la antigua nave de Valira en la carretera de Montblanc. Foto: Pere Ferré

Centenares de neumáticos, electrodomésticos, bolsas de basura, cristales y numerosos trozos de uralita tirados por el suelo configuran la estampa que muestran los alrededores y el interior de la antigua fábrica de Valira, situada en la carretera de Montblanc y propiedad, a día de hoy, de una entidad financiera.

Tras la suspensión de pagos que llevó el cierre de las instalaciones, el estado de dejadez de las instalaciones ha ido en aumento, una realidad que han querido denunciar la asociación ecologista reusense, Arrels Verdes, conjuntamente con la formación política, Podemos, que aseguran que la nave es propiedad de un consorcio formado por BBVA y La Caixa. Según, Gerard Bargalló, secretario general de Podemos, «en los últimos años se han llevado a cabo diferentes actos vandálicos en la nave. Han sustraído vigas y cableado lo que ha provocado la caída del techo de uralita, un material muy tóxico», comenta.

Por su parte, la entidad ecologista, asegura que el amianto que se ha desprendido de este material supone un claro riesgo para la salud «teniendo en cuenta que esta nave está a escasos 800 metros de la ciudad de Reus y está situada en un polígono con veintena de empresas más», cuenta Albert Calduch, abogado y miembro de Arrels Verdes.

Frente a esta situación, hace ya un mes que la entidad ecologista y Podemos presentaron una denuncia al Ayuntamiento de Reus y a la Generalitat. «Pedimos un expediente sancionador a los propietarios y una supervisión de un técnico de Medi ambiente», reclama Bargalló, a pesar de que son conscientes de que el consistorio no puede hacerse cargo del coste de la actuación.

El Ayuntamiento de Reus asegura que actualmente hay abierto un expediente por esta situación y que la semana que viene tendrá lugar una reunión con parte de los propietarios con el objetivo de encontrar una solución por la vía ordinaria. Durante el encuentro se advertirá a los responsables de las consecuencias de mantener el solar en este estado si no se atienden las demandas del consistorio.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También