Una okupa amenaza a una vecina de Reus que la rociará con lejía

La acusada, de 42 años, fue detenida el miércoles por Mossos y pasó a disposición judicial el jueves, donde quedó en libertad. En otro intento de okupación se tiró un gato por un balcón

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: @reusgurbana

FOTO: @reusgurbana

El domingo día 24, tres personas accedieron a un piso de la plaza de l'Antic Velòdrom de Reus. Los vecinos pensaron que era una okupación y la patrulla de la Guàrdia Urbana de Reus se acercó al inmueble a resolver el asunto. Sería la primera de muchas presencias por enfrentamiento con el vecindario.

Según la información del mismo domingo, los dos inquilinos tendrían un contrato para estar en el piso de la tercera planta. Sin embargo, la comunidad sostenía que aquel contrato no podía ser válido, ya que el inmueble es del banco. Era una okupacion en toda regla.

Por ello, se acordó en junta vecinal cambiar la cerradura de la puerta de la calle, de forma que los okupas no pudieran entrar en el número 2 de la plaza de L'Antic Velòdrom. La medida se llevó a cabo antes del miércoles día 25.

La decisión de los propietarios e inquilinos legales del edificio provocó que los okupas no pudieran acceder al piso de la tercera planta y decidieron entrar por la bravas rompiendo la cerradura de la puerta de la calle. La acción violenta provocó una disputa vecinal y una nueva llamada al 112.

A raíz de los hechos acudieron Mossos d'Esquadra y de la Guàrdia Urbana. Una de las okupas, una mujer de 42 años, se encaró con otra vecina le amenazó de muerte y le avisó que la rociaría con ácido (lejía). Segun Canal Reus hubo incluso una asistencia médica por una crisis de ansiedad de una de las vecinas, que se desmayó. La cosa no fue a mayores y una unidad del SEM se hizo cargo de la mujer.

La víctima denunció las amenazas graves que había sufrido y los agentes detuvieron a la mujer, que pasó 24 horas en el calabozo antes de declarar ante el juez, que la dejó en libertad con cargos.

Gato malherido en la calle Navarra

Una vivienda de la calle Navarra, cuyo titular ha fallecido, ha sido motivo de varios intentos de okupación. La última acción, los okupas accedieron al piso de la tercera planta y tiraron por el balcón un gato que terminó en la calle malherido, según han relatado algunos vecinos.

La situación activó a Mossos d'Esquadra que evitaron que los okupas se instalaran. Alertaron a familiares del antiguo propietario para que colocara una puerta antiokupa mientras no decidieran qué hacer con la vivienda.

La Última llar se hizo cargo del gato, que voló de un tercer piso hasta la calzada de esta calle de Reus.

Temas

Comentarios

Lea También