Más de Reus

Una veintena de municipios del Priorat, Baix Camp, Conca de Barberà y Alt Camp quieren proteger la oscuridad

Han solicitado incorporarse en el área de máxima protección contra la contaminación lumínica. 14 pueblos del entorno del Parc Natural del Montsant ya tienen esta distinción

Carmina Marsinach

Whatsapp
Imagen nocturna del municipio de Ulldemolins, en el Priorat, con luz LED PC Ambre. FOTO: PARC ASTRONÒMIC MUNTANYES DE PRADES

Imagen nocturna del municipio de Ulldemolins, en el Priorat, con luz LED PC Ambre. FOTO: PARC ASTRONÒMIC MUNTANYES DE PRADES

Una veintena de municipios del Priorat, el Baix Camp, la Conca de Barberà y el Alt Camp han solicitado a la Generalitat incorporarse en el área de máxima protección contra la contaminación lumínica y pasar a formar parte del área de influencia del Punt de Referència del Parc Natural de la Serra Montsant.

Quieren conseguir esta distinción para preservar la oscuridad y tener un cielo nocturno de calidad con el objetivo de proteger la biodiversidad del entorno natural y poder observar las estrellas y el firmamento con mejores condiciones.

Según datos facilitados por el Departament de Territori i Sostenibilitat, por el momento han iniciado los trámites un total de 18 municipios: 10 del Priorat (Bellmunt del Priorat, Capçanes, Els Guiamets, El Lloar, Marçà, El Masroig, El Molar, Porrera, Pradell de la Teixeta, La Torre de Fontaubella); cinco del Baix Camp (L’Albiol, Arbolí, Capafonts, La Febró, Vilanova de Prades); dos de la Conca de Barberà (Vallclara, Vimbodí i Poblet); y uno del Alt Camp (Mont-ral).

Este sería el futuro mapa de la ampliación del área de influencia del Punt de Referència del Parc Natural de la Serra del Montsant si los 18 municipios del Priorat, Baix Camp, Conca de Barberà y Alt Camp que lo han solicitado, consiguen obtener la distinción de área de máxima protección contra la contaminación lumínica. En total pasarían a ser 32 municipios con un cielo nocturno de calidad.

Según Manuel Garcia, técnico del Departament de Territori i Sostenibilitat, «la contaminación lumínica afecta a muchos quilómetros y cuanto más amplía sea la zona protegida, mejor», y señala que con esta distinción «se está valorando la importancia de la oscuridad para los ecosistemas y los entornos naturales».

Hace tiempo que la Generalitat trabaja para proteger las zonas de especial interés como el Parc Natural de la Serra Montsant. En 2018, el parque y su área de influencia —en total 12 municipios más del Priorat— ya recibieron la doble certificación de protección contra la contaminación acústica y lumínica. Fueron consideradas como Zona d’Especial Protecció de la Qualitat Acústica (ZEPQA) y como Punt de Referència de la Qualitat Lumínica.

En 2018, 12 municipios del Priorat obtuvieron protección lumínica y también acústica 

Entonces entraron a formar parte de esta área de influencia los municipios de La Bisbal de Falset, Cabacés, Cornudella de Montsant, la Figuera, Gratallops, Margalef, la Morera de Montsant, Poboleda, Torroja del Priorat, Ulldemolins, la Vilella Alta y la Vilella Baixa. En marzo de este 2021 Falset y Prades se incluyeron en el área de máxima protección.

Cambio de alumbrado

Para conseguir tener un cielo oscuro los municipios deben tener «un modelo de alumbrado muy equilibrado», dice Garcia, y apunta que debe ser «un tipo de alumbrado que garantice la seguridad en las calles, pero que tenga el mínimo impacto ambiental, con poco gasto energético».

En las zonas de máxima protección contra la contaminación lumínica deben instalarse luces que iluminen hacía el suelo y de un tono anaranjado, que son las que tienen menos impacto en el medio nocturno. Se conocen como LED PC-Ambre y en muchos municipios del entorno del Parc Natural del Montsant ya se han instalado. En Cabacés o Gratallops ya tienen prácticamente el 100% de su alumbrado cambiado.

Mejora la calidad del sueño

Según Garcia, la contaminación lumínica también puede perjudicar la salud de las personas ya que sin oscuridad no se genera melatonina, una hormona que se segrega de noche, en la oscuridad, y ayuda a regular el sueño. «Cuanta más oscuridad tengamos, mejor. Y si la luz que tenemos en nuestro dormitorio es más cálida, afectará menos a nuestro descanso», dice.

Un reclamo turístico

La alcaldesa de Prades, Lídia Bargas, explica que hacía mucho tiempo que estaban trabajando para obtener esta certificación. «Supone un avance en cuanto a contaminación y queremos hacerlo extensivo a todos los municipios de alrededor». En este sentido, considera que será «un reclamo para el turismo astronómico», que ya tiene como referencia e impulso el Parc Astronómic de les Muntanyes de Prades.

Tanto Prades como Falset, que se han incorporado recientement tienen cuatro años para cambiar todo el alumbrado público, aunque ya hace años que han ido trabajando en ello.

El alcalde de Falset, Carlos Brull explica que hace 10 años que el municipio empezó a cambiar el modelo lumínico con tecnología LED. «Tenemos el 90% del alumbrado LED y esto supone un ahorro energético » dice, aunque no en todas las calles es de tipo PC-Almabre, que es más cálido.

La Generalitat ha destinado 450.000 euros en ayudas para la mejora de los alumbrados.

El mapa de protección contra la contaminación lumínica de la Generalitat clasifica todo el territorio en cuatro categorías (de la E1 a la E4). Las zonas E1 son las de máxima protección. En los lugares de especial valor astronómico y natural se establecen Punts de Referència de la Qualitat Lumínica para aumentar la protección, uno de ellos es el del Parc Natural del Montsant.

En Catalunya tan solo hay otro punto de referencia, el del Observatori Astronòmic del Montsec, en Lleida, y su área de influencia abarca unos 20 municipios.

Si finalmente los 18 municipios del Priorat, Baix Camp, Conca de Barberà y Alt Camp se adhieren al área de influencia del Parc Natural del Montsant y consiguen la certificación de máxima protección contra la contaminación lumínica, en total pasarían a ser 32 municipios con un cielo nocturno de calidad. Se ampliaría la zona de protección en un 59% (432,5 km2) de territorio, pasando de ser de 304 km2 a 736,5 km2.

El Prioritat conseguiría obtener protección del cielo nocturno en toda la comarca 

De ser así, los 23 municipios del Priorat consiguieran obtener esta certificación de protección del cielo nocturno. De hecho, todos los pueblos solicitaron la distinción a a raíz de un acuerdo en el Consell Comarcal. «Seríamos la primera comarca de Catalunya en obtener este reconocimiento», dice el alcalde de Ulldemolins, Sergi Méndez que cree que sería un punto a favor para que la candidatura Priorat-Montsant-Siurana consiguiera ser Patrimoni Mundial de la Unesco.

En toda Catalunya, un 41% de la superfície es de protección máxima contra la contaminación lumínica.

Cabe recordar que en 2020 la internacional Fundación Starlight inició el proceso de certificación de las Muntanyes de Prades y el Montsant como destinación turística Starlight.

Temas

  • Medioambiente
  • Baix Camp
  • Priorat
  • contaminación lumínica
  • Zona d’Especial Protecció de la Qualitat Acústica
  • Punt de Referència de la Qualitat Lumínica

Comentarios

Lea También