Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Unas 30 personas en la batalla campal de Reus con varios agentes heridos y un coche policial afectado

Reyerta entre personas de distintas etnias. Dos mossos resultaron heridos 

Diari de Tarragona

Whatsapp

Cuatro personas detenidas y dos agentes de los Mossos d’Esquadra heridos es el balance de la pelea multitudinaria que ayer por la tarde tuvo lugar en el barrio Carrilet de Reus entre personas de distintas etnias. Según fuentes consultadas de los Mossos d’Esquadra, en la intervención actuaron siete dotaciones y uno de los vehículos sufrió desperfectos a consecuencia de los golpes que recibió. Al cierre de esta edición se desconocía tanto el estado de los detenidos como la evolución de los agentes heridos durante la actuación.

Los hechos ocurridos levantaron gran expectación entre los vecinos del barrio

El gran número de participantes que involucró la pelea, y su enfrentamiento con los agentes policiales, levantó una gran expectación entre los vecinos del barrio y las personas que se encontraban en los bares de la zona. Algún testigo presencial aseguraba que la trifulca había sido «muy numerosa». Sobre la treintena de personas apuntaba. Otra de las percepciones es que hacía tiempo que no se presenciaba una pelea de tales dimensiones.

Desperfectos en un coche
Los hechos tuvieron lugar sobre las cuatro de la tarde en el barrio Carrilet cuando un grupo de personas asaltó con palos de madera a la gente que se encontraba en un bar de la parte superior de la avenida del Carrilet. Los Mossos d’Esquadra recibieron el aviso de emergencia a escasos minutos de las cuatro de la tarde y activaron siete patrullas. 

Tras lograr disuadir la pelea se llevaron detenidas a la comisaría a cuatro personas que habían participado en los hechos. Uno de los vehículos sufrió desperfectos tanto en la mampara como en los cristales a consecuencia de los golpes que recibió. La situación volvió a la normalidad una media hora después de todo lo sucedido.

Comentarios

Lea También