Unión entre comerciantes y estudiantes reusenses para digitalizar las Pymes

Alumnos del INS Baix Camp ayudan a empresas de la ciudad con asuntos relacionados con el marketing y la comunicación. Entidades comerciales ven ‘obligatorio’ tener perfil digital

C. VALLS

Whatsapp
Las entidades comerciales creen que tener presencia en la web ayuda a tener visibilidad ante la clientela. FOTO: ALBA MARINÉ

Las entidades comerciales creen que tener presencia en la web ayuda a tener visibilidad ante la clientela. FOTO: ALBA MARINÉ

Estar presente en el mundo digital es «obligatorio» para los comercios reusenses. Las agrupaciones comerciales consultadas explican que el tema de la «digitalización es un concepto ya conocido» –explica, por ejemplo, el presidente del Tomb de Reus, Jacint Pallejà– y «extensible en muchos de los procesos de gestión de un negocio», dice. Mayoritariamente, aquellas personas emprendedoras que se atreven a crear una página web-escaparate e incluso un e-commerce observan que hay que «invertir muchas horas y familiarizarse con el tema de forma autodidacta», aún a riesgo de que «tus esfuerzos no se traduzcan en ventas», completa, por su parte, la presidenta de La Unió de Botiguers, Meritxell Barberà. «Tener página web también depende del sector al que te dediques, las redes sociales también son una ventana para promocionarse», transmiten, por otro lado, desde Comerç Solidari Reus.

El presidente del Passeig Comercial El Pallol, Pau Salvadó, tercia que «todo el mundo ha tenido interés en tener un perfil digital, muchos comerciantes aún están desarrollando el proceso y la pandemia ha sido el empujón, el revulsivo; una cosa es clara, y es que nadie se ha quedado quieto».

Estas ideas y otras necesidades relacionadas con la digitalización son las que quieren trabajar desde el aspecto formativo en el Institut Baix Camp. Y es que, desde hace cuatro años, los alumnos del ciclo formativo de grado superior de Màrqueting i Publicitat colaboran con entidades y empresas locales para «ayudarlos en el proceso de digitalización u otras necesidades que se planteen relacionadas con el mundo del marketing y la comunicación», cuentan desde el centro educativo. Este año, quieren ampliar sus servicios, de carácter gratuito, buscando nuevas empresas dispuestas a colaborar con alumnos en este proceso de cambio y modernización. Para las empresas interesadas en la iniciativa está disponible el correo electrónico secretaria@insbaixcamp.cat.

«Lo que hemos hecho es dividir por grupos a los alumnos que se implican en este proyecto, éstos actúan como si fueran agencias que reciben encargos de clientes, que en este caso son reales. Los jóvenes ayudan a pequeñas y medianas empresas y tienen que preparar un proyecto que, una vez acabado, tendrán que presentar al cliente», explica la profesora responsable de la iniciativa, Pilar Parreu. Hace énfasis, además, en que la acción «supone aproximarse a una experiencia real, están cerca de la empresa y pueden ir puliendo aspectos según las necesidades reales de la misma, en cualquier cuestión», resume.

Este año, los alumnos están trabajando en un proyecto de comunicación per la empresa Salix Sostenible, con sede en Reus, y también están realizando una investigación de mercado para la aplicación ‘Oh Barri!’, idea original del reusense Sergi Compte; de hecho, «ya está en funcionamiento en diferentes ciudades del Baix Camp y el Tarragonès», destaca.

Por poner un ejemplo, de cómo funcionan estos grupos de alumnos, las estudiantes Carla Rodrigo y Anna Barba detallan cómo está siendo su experiencia: «Practicar de esta manera nos viene muy bien, es mejor que leer un libro sobre el tema. Este tipo de proyectos también nos ponen a prueba, porque suelen surgir cuestiones a última hora que te obligan a adaptarte a los imprevistos».

Ambas destacan, también, que la práctica formativa les ha hecho descubrir Salix Sostenible, una «empresa con unos valores muy importantes y de los que hay que hacer difusión», señalan. Valoran como fundamental, la creación de empresas cada vez más conscientes en la ciudad y el territorio. «Tenemos mucha libertad a la hora de trabajar en este proyecto y eso supone una responsabilidad», reconocen.

La ambioentóloga y emprendedora Ana Tarragona, que lleva junto con Carol Pérez Salix Sostenible, describe la experiencia formativa como «importante para los jóvenes y, el hecho de que escuchemos sus ideas es algo motivador para ellos». En el marco del proyecto tienen un estudiante en prácticas que «se centra en temas audiovisuales y de redes sociales» y, por otra parte, los grupos de trabajo ya mencionados, que realizan una propuesta para Salix que les será expuesta.

El paso hacia lo digital

«Hay muchos asociados que venden sus productos o promocionan sus servicios a través de Internet, hay otros que no, según el tipo de comercio; pero la evidencia es que ya queda muy poca gente que haga las cuentas a mano y que no haya aplicado ya innovaciones tecnológicas. El mundo digital entró en el sector comercial hace mucho tiempo y los comerciantes se han actualizado para no quedarse atrás», insiste Pallejà.

Destaca que los procesos que ha observado más automatizados han sido los del sector de la restauración, «con la recogida de pedidos o encargos a domicilio». «Nosotros provamos el Marketplace pero, finalmente, canviamos de enfoque; priorizamos nuestro posicioniamiento y buscamos alternativas, herramientas digitales dentro de nuestras posibilidades», declara. Destaca como ejemplo la campaña de los Tombs, con código QR.

‘Posicionamiento’ es un término reiterado por Barberà. «Sobre las empresas que tienen web, son menos de las que querríamos; pero el hecho es que el día a día de las tiendas, en muchos casos, dificulta poder gestionar con libertad una página web, al menos si quieres tenerla siempre actualizada y con el stock integrado», acota. Resalta la falta de tiempo, pero también de la experiencia: «No todos pueden formarse como es debido o pueden permitirse pagar a alguien que los ayude». «En todo momento, desconoces si la web te ayudará a vender más», distingue. Otro aspecto que subraya Barberà, al igual que Pallejà, Salvadó y, también Marta Sureda, una de las emprendedoras de Comerç Solidari Reus, «es que lo importante de tener web es atraer el público a la tienda física, que es por lo que luchamos todos día tras día».

Temas

Comentarios

Lea También