Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Urgencias restringirá a una persona el acceso a acompañantes de enfermos en Reus

Los familiares dispondrán de una tarjeta que les permitirá entrar por un torno que funcionará en los próximos días

Joan Morales

Whatsapp
Imagen del torno que controlará que sólo pueda entrar una acompañante al servicio de Urgencias.  Foto:alba mariné

Imagen del torno que controlará que sólo pueda entrar una acompañante al servicio de Urgencias. Foto:alba mariné

Las Urgencias del Hospital Sant Joan de Reus restringirán el acceso de familiares de enfermos a una sola persona. El centro hospitalario quiere evitar, de esta manera, la masificación de acompañantes, un hecho que va en detrimento tanto de la intimidad y el bienestar de los pacientes, como de los profesionales sanitarios que trabajan en el servicio. Para poder controlar que sea una sola persona la que entra a Urgencias acompañando al enfermo, el hospital ha instalado un torno que empezará a funcionar en los próximos días, una vez que haya sido adaptado el programa informático y el dispositivo esté a punto.

El control será bien sencillo: a todos los enfermos que llegan a Urgencias se les coloca una pulsera que lleva un código de barras con todos su datos identificativos. Junto a esta pulsera, al acompañante también se le entregará una tarjeta, con el mismo código, que será la que deberá utilizar cada vez que quiera entrar o salir de las Urgencias, pasándola por el torno que se ha colocado en la puerta, justo a lado de la ventanilla de recepción.

La directora del servicio de Urgencias del Hospital Sant Joan de Reus, Catalina Serra, explica al Diari que «la idea de instalar el torno surgió en el análisis que en su día se hizo para intentar mejorar el servicio. En aquel momento se detectó que era necesario poner en marcha algún control de acceso de acompañantes de enfermos, porque habíamos detectado que, en determinados momentos, se acumulaba mucha gente. Miramos cómo habían solucionado el problema en otros hospitales y al final hemos optado por esta solución».

En definitiva, el torno «evitará que todo el mundo entre libremente en las Urgencias y que éstas no sean más una rambla por donde pasea la gente, que el servicio de un hospital donde se atiende a personas enfermas», comenta la responsable de las Urgencias del Sant Joan, quien añade que «no sólo se trata de preservar la intimidad de los pacientes, y también su tranquilidad, sino también que los profesionales que están desarrollando su trabajo puedan hacerlo en las mejores condiciones».

En este sentido, Catalina Serra comenta que «contando los 22 boxes que tenemos, en jornadas con un elevado volumen de trabajo pueden llegar a concentrarse hasta un centenar de personas, entre trabajadores, enfermos y familiares o acompañantes, algo que queremos evitar con este nuevo sistema de acceso».

Excepciones

A pesar de que sólo se entregará una tarjeta de acompañante por paciente, Catalina Serra reconoce que «en función del caso, a veces se podrán hacer excepciones y facilitar el acceso de dos familiares». Esto servirá también para las urgencias pediátricas, donde siempre se permite que, junto al niño o niña que está siendo atendido, puedan entrar sus dos progenitores, tal y como ocurre en estos momentos.

Durante el año pasado pasaron por el servicio de Urgencias del Hospital Sant de Reus un total de 85.078 pacientes. Los meses de más afluencia acostumbran a ser los de enero y febrero, coincidiendo con la época de más frío y condicionados por el aumento de la media de edad de la población, provocando que cada ves más asistan personas mayores con diferentes patologías.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También