Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Urología, un servicio pionero en la aplicación de técnicas endoscópicas en el Hospital Sant Joan de Reus

La tecnología es vital en los avances quirúrgicos de esta unidad. Por ejemplo, la ureterorrenoscopia permite acceder al riñón, a través del uréter, para extraer posibles piedras

Joan Morales

Whatsapp
Imagen de grupo de los profesionales del servicio de Urología del Hospital Sant Joan de Reus. FOTO: ALBA MARINÉ

Imagen de grupo de los profesionales del servicio de Urología del Hospital Sant Joan de Reus. FOTO: ALBA MARINÉ

«Mucha gente se piensa que solamente tratamos a hombres, pero esto no es así». Son palabras del director del servicio de Urología del Hospital Sant Joan de Reus, Francesc Pujol, una de las unidades más desconocidas de los centros hospitalarios. Es cierto que la especialidad de Urología se encarga del aparato genital masculino, pero también lo es que trata todas las patologías del aparato urinario, tanto de hombres como de mujeres, como pueden ser las infecciones de orina, problemas de riñón, etc.

El servicio de Urología del Hospital Sant Joan de Reus cuenta con seis médicos, cinco de ellos especialistas y uno asistencial, además del personal de enfermería, auxiliares y administrativos que acaban de conformar «un engranaje que debe funcionar como un reloj para que nada falle», explica Francesc Pujol, quien añade que «somos un equipo y si ofrecemos un gran servicio a los pacientes es gracias a la implicación de todos nuestros profesionales».

Esta unidad ofrece asistencia urológica al área de Reus y comarca, además de apoyar al Hospital de Móra d’Ebre, donde sus profesionales se desplazan con asiduidad, y desde donde se derivan casos hasta el hospital reusense. El director del servicio explica que «la mayoría de cosas las hacemos aquí, aunque también es cierto que derivamos casos a Tarragona y Barcelona. Además, trabajamos con estrecha colaboración con el servicio de Oncología del Hospital Sant Joan, ya que tratamos muchas patologías de este tipo».

Los avances tecnológicos son muy importantes para entender el trabajo que se desarrolla en la unidad de Urología del Sant Joan. En este sentido, Pujol recuerda que «cuando empecé a trabajar, la cirugía era abierta. La urología fue una especialidad pionera en aplicar técnicas endoscópicas a través de orificios naturales. A partir de aquí, otras especialidades se apuntaron, como por ejemplo ginecología o cirugía».

Hace unos 25 años, la irrupción de la laparoscopia fue muy importante para los urólogos, ya que por ejemplo les permitió realizar correcciones a través de la vía urinaria o atacar los cálculos renales. Con el paso del tiempo, las técnicas endoscópicas han avanzado con rapidez hasta la actualidad, cuando «podemos llegar hasta el riñón por todo el uréter mediante una ureterorrenoscopia. Eso significa que podemos acceder a los cálculos del uréter o, por ejemplo, colocar un catéter», explica el director del servicio de Urología del Hospital Sant Joan de Reus.

En cambio, una de las técnicas que no se aplican en el hospital reusense, y que desde el servicio de Urología reivindican desde hace tiempo, es la litrotipsia extracorpórea donde, a través de ondas de choque, se rompen los cálculos renales.

Aunque en esta unidad se tratan a pacientes de ambos sexos, son más hombres que mujeres los que pasan por sus consultas. Problemas de próstata, disfunción eréctil, vasectomías, etc., son algunas de las patologías que más se tratan. Además, tal y como asegura Francesc Pujol, «lo que más trabajo nos da en la actualidad es el control de la próstata y los tumores de vejiga. Hay que tener en cuenta que la gente vive más años y por este motivo aparecen este tipo de enfermedades».

Por este motivo, la media de edad de los pacientes del servicio de Urología del hospital reusense es elevada, aunque eso no significa que también traten a personas jóvenes por otros problemas como por ejemplo infecciones de orina o cólicos de riñón. Además, tal y como asegura el director del servicio, «acostumbramos a tener nuestras consultas bastante llenas porque los médicos de familia nos derivan a pacientes de forma muy rápida».

La docencia es muy importante en el servicio de Urología. De hecho, tres de sus médicos dan clases en la Facultat de Medicina y la unidad también recibe a estudiantes de quinto curso. Aunque no forman directamente médicos residentes, algunos de los MIR de Cirugía pasan por Urología.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También