Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

VÍDEO. Reus potencia la lucha contra el incivismo con una nueva campaña

Se han editado tres carteles y un vídeo para recordar las multas que suponen no recoger los excrementos de los perros, pintar en la vía pública y abandonar trastos en la calle

Montse Plana

Whatsapp
Imagen de archivo de la Guàrdia Urbana de Reus. FOTO: P. Ferré/DT

Imagen de archivo de la Guàrdia Urbana de Reus. FOTO: P. Ferré/DT

Reus ha puesto en marcha una nueva campaña de civismo. Una vez más, se pone el acento sobre los excrementos de perro, las pintadas en la vía pública y el abandono de trastos en la calle. A través de la edición de tres carteles, se recuerda cuál es la sanción de estos tres actos incívicos: 800 euros para las personas que no recojan los excrementos de sus mascotas, 1.200 euros para las pintadas en las fachadas y mobiliario urbano y 150 para la ubicación de bolsas de basura y muebles fuera de los contenedores.

El lema de la campaña es “A Reus sempre toca”. Una frase que, en los carteles promocionales, va acompañada de la imagen de personas con cara de felicidad que induce a pensar que se trata de algún tipo de premio. «Si te la juegas a ser un incívico, a Reus siempre te toca pagar», ha desvelado esta mañana el alcalde de Reus, Carles Pellicer, durante la presentación de la campaña. Y es que, desde hacía unos días, en las redes sociales del Ayuntamiento reusense se había dado a conocer el lema, pero nadie sabía, exactamente, de qué se trataba y es que, según, Pellicer, «queríamos crear expectativas, que se hable del tema». A partir de este martes, la campaña se pone definitivamente en marcha con tres carteles y un vídeo donde se recuerda la multa que supone cada una de estas tres infracciones.

Potenciar la recogida de excrementos es uno de los grandes objetivos de la nueva campaña cívica del Ayuntamiento de Reus, porque ésta es la principal queja de la ciudadanía. Según ha explicado Pellicer, se han destinado más patrullas de paisano para combatir este acto incívico, una acción que también se repite contra el abandono de trastos en las calles de la ciudad. En este último caso, el alcalde se queja que es «vergonzoso» ubicar muebles y bolsas de la basura fuera de los contenedores «habiendo servicio de recogida y contenedores vacíos».

Las sanciones más caras son contra las pintadas en la vía pública, con multas de 1.200 euros. Pellicer ha recordado que durante el 2018 se invirtieron 98.000 euros para limpiar 3.000 metros cuadrados de grafitis, «un gasto totalmente innecesario», ha subrayado.

«El Ayuntamiento de Reus sigue con la política de tolerancia cero ante los incívicos. No dejaremos pasar ni una», ha sentenciado Pellicer, que también ha recordado que la Guàrdia Urbana de Reus cerró el 2018 con un incremento de las acciones contra actos incívicos. «No hubo más incivismo, sino que incrementó la presión policial, un control que viene dado por la demanda de la ciudadanía. Y es que el incivismo crea inseguridad», ha afirmado el alcalde de Reus, Carles Pellicer.

Temas

Comentarios