Más de Reus

Vecinos del camino de la Pedrera del Còbic piden bandas para reducir la velocidad

Aseguran que «los coches van como locos y por aquí pasea la gente y circulan ciclistas»

Mónica Pérez

Whatsapp
El paso de turismos convive con la presencia de peatones y deportistas en bici. FOTO: Alfredo gonzález

El paso de turismos convive con la presencia de peatones y deportistas en bici. FOTO: Alfredo gonzález

«Hay mucho tráfico y la gente por aquí va conduciendo como loca», explica Jordi Llurba, vecino del camino de la Pedrera del Còbic. Por la zona «pasean personas y van familias con niños, hay ciclistas, y es peligroso que circulen tantos coches y que lo hagan así de rápido». Llurba, acompañado de otros vecinos, trasladó hace unas semanas al Ayuntamiento su queja por el exceso de velocidad de algunos vehículos a su paso por este camino. Ahora, sin haber recibido aún respuesta por parte del consistorio, reclama que «se coloquen bandas reductoras de la velocidad para, por lo menos, evitar que ocurra alguna desgracia». 

El problema se ha agravado desde que, coincidiendo con la remodelación del paseo de la Boca de la Mina, un tramo del lugar se transformó en vía de servicio y se cerró al tráfico. Esto ha provocado «un desvío de coches que ahora vienen a parar aquí».

La situación la constata otro vecino que prefiere no aportar su nombre y que indica que en el camino de la Pedrera del Còbic «he tenido ya varios sustos importantes». Uno de ellos se produjo cuando «yendo yo con mi moto, esquivé como pude a un coche y este se estrelló contra una pared». A bordo del turismo «iba una persona que llevaba a sus hijos al colegio». También «a menudo suelo salir en bici y más de una vez me he visto en peligro porque hay que apartarse y no hay tanto sitio», añade. 

El lugar «no está preparado»

Cristina Massó, que también vive allí, se expresa en la misma línea: «Pasan muchos coches por este sitio, que no está preparado para acoger tanta densidad, y por aquí a menudo van peatones y ciclistas y es complicado». Massó también indica que en el camino de la Pedrera del Còbic desemboca un acceso que «se encuentra en muy mal estado y muy a menudo pinchamos las ruedas». «Hemos pedido varias veces si se podía solucionar pero sigue igual que estaba e incluso estamos dispuestos, si el Ayuntamiento lo aplana, a poner nosotros el hormigón para que pueda quedar un poco mejor que ahora». 
Fuentes municipales consultadas sobre el exceso de velocidad y la cantidad de vehículos que pasan por esta zona de la ciudad apuntan que el Ayuntamiento analizará posibles alternativas para intentar dar respuesta a esta queja que formulan los vecinos.

Temas

Comentarios

Lea También