Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Sucesos

Vía Pública minimiza los daños en los árboles de Reus por la tormenta de este domingo

Aunque se rompieron muchas ramas, el concejal Monseny destaca que ‘sólo se cayeron 5 de los 38.000 árboles que tenemos’.

Joan Morales

Whatsapp
Retirada de una enorme rama por parte de la brigada de limpieza. Foto: Alfredo González

Retirada de una enorme rama por parte de la brigada de limpieza. Foto: Alfredo González

Los daños de la tormenta de lluvia y viento que este domingo por la tarde barrió Reus en poco más de media hora han sido menores de lo que en un principio podía pensarse en los árboles de la ciudad, los más afectados por los efectos de, especialmente, las fortísimas rachas de viento que llegaron hasta los 140 kilómetros por hora.

Al final, y según confirmaron ayer fuentes de la Guàrdia Urbana de Reus, fueron cinco los árboles que se cayeron a la vía pública por culpa del viento, tres de los cuales causaron daños en vehículos que estaban aparcados. Uno fue en la calle de Miami, otro en la avenida de Pere el Cerimoniós y un tercero en la calle de Antoni de Bofarull. El resto de daños se produjeron en ramas y hojas del arbolado, cayendo gran cantidad de estas en zonas como por ejemplo el paseo de Misericòrdia o Jardins de Reus.

El concejal de Vía Pública del Ayuntamiento de Reus, Hipòlit Monseny, ha explicado este lunes al Diari que «nuestros árboles han resistido bien la fuerte tormenta. Que se hayan caído cinco de los 38.000 árboles que tenemos en la ciudad es para estar satisfechos». Estos cinco árboles no serán replantados, según ha confirmado el propio Monseny, sino que «en su lugar plantaremos un árbol nuevo.  Estamos hablando de una inversión de entre 300 y 500 euros por cada árbol nuevo, una cantidad perfectamente asumible».

Por lo que respecta a los daños que se han producido en las ramas y las hojas de muchísimos árboles, el concejal de Vía Pública le resta importancia. «Se trata de una poda natural del propio árbol. Revisaremos todos los daños con nuestros técnicos de jardinería y si hay alguna rama que ha quedado astillada la arreglaremos. Interesa que los cortes sean limpios para que el árbol se cure bien de estas heridas». Durante todo este lunes, equipos de las brigadas de limpieza han trabajado para retirar muchísimas ramas de la vía pública, en especial de zonas como el paseo de Misericòrdia o los Jardins de Reus. La parte más importante la habían realizado el mismo domingo por la tarde los bomberos, que se encargaron de retirar las que afectaban directamente la circulación.

Operarios de la limpieza retirando ramas este lunes en el paseo Misericòrdia. Foto: Alfredo González

Vehículos inmovilizados

La acumulación de agua en determinados puntos de la ciudad entre las 17.45 y las 18.25 horas de la tarde del domingo también afectó a diversos vehículos que quedaron inmovilizados. Según informó ayer la Guàrdia Urbana de Reus fue el caso de la plaza de Europa y las calles Bernat de Torroja y Ventura i Gassol, esta última debajo del puente de la vía del tren que conecta con la urbanización de Sant Joan. También fueron afectadas por acumulación de agua las calles Flix y Recasens i Mercader, entre otras.
Finalmente, entre otras afectaciones, la Guàrdia Urbana de Reus tuvo conocimiento de material diverso que el viento desplazó en la vía pública, como una pérgola en la avenida Països Catalans, o un tendedero en la calle Flix. La fuerza del agua también levantó tapas de alcantarillas en la avenida de Constantí.

Temas

Comentarios

Lea También