Más de Reus

Viajeros en el tiempo para rehabilitar Casa Navàs de Reus

Crónica. La ‘guapa’ del Mercadal estrenó ayer un nuevo formato de visita, la teatralizada, en la que los visitantes se convierten en protagonistas

Montse Plana

Whatsapp
Los visitantes subiendo por la escalinata de Casa Navàs con Pere y Marcel.  FOTO: Fabián Acidres

Los visitantes subiendo por la escalinata de Casa Navàs con Pere y Marcel. FOTO: Fabián Acidres

Reus, 1940. Ha terminado la Guerra Civil y la ciudad empieza a retomar el pulso, pero la huella del conflicto es visible. Familias destrozadas, edificios derrumbados por los bombardeos... y, entre ellos, Casa Navàs. El edificio –construido a principios de 1900 y ubicado en la plaza del Mercadal– se mantiene en pie, pero la segunda planta, donde hay las estancias del servicio y personal de la tienda, ha sufrido importantes destrozos por el paso de una bomba, llevándose por delante el frontispicio y el torreón. 

Tiene que empezar la restauración y Pere Ferré, el encargado de las obras, se ha rodeado de una quincena de ‘artesanos’ de distintos talleres que trabajan en la restauración del edificio. «¡Tenéis que estar bien atentos para ir detectando todos los desperfectos! Cuando terminemos la inspección, tenéis que comentarme lo que hayáis visto», exclama Pere a su peculiar grupo de canteros, vidrieros, ceramistas, carpinteros... ‘Peculiar’ porque quizás tendrán el título de artesanos en las tarjetas que les han entregado justo antes de entrar a Casa Navàs, pero poco conocen de su especialidad. En realidad, nada saben de artesanía, y es que se trata de un grupo de visitantes del siglo XXI qua han conseguido viajar al pasado gracias a la magnífica cápsula del tiempo que es Casa Navàs, la ‘guapa’ del Mercadal.

Con este hilo argumental es como ayer a las diez de la mañana empezaba la primera visita teatralizada que se hace al emblemático edificio. El objetivo: dar a conocer una de las mejores muestras de modernismo de Reus desde otra perspectiva y permitiendo descubrir espacios que no se ven con las visitas guiadas habituales. Con la excusa de realizar una inspección del edificio para poder, posteriormente, encarar las obras de restauración, los visitantes recorren de arriba abajo Casa Navàs conducidos por el ya conocido jefe de la rehabilitación, Pere Ferré, y el encargado de la tienda (ubicada a los bajos), Marcel Pons. Ambos hacen avanzar la acción y a los visitantes por las varias estancias del edificio, dando pinceladas de información de lo que el visitante ve, pero de forma muy amena gracias a diálogos dinámicos y consiguiendo involucrar a todo el grupo como protagonistas de la historia.

Más allá de poder admirar el gran trabajo artesano de todos los rincones de Casa Navàs y comprobar la originalidad de cada uno de los objetos que llenan de vida este emblemático edificio, la visita teatralizada lleva también a los visitantes a conocer en más profundidad la segunda planta, donde había las estancias del servicio y el personal de la tienda. Es la planta afectada por los bombardeos de 1938 y a través de esta visita se abre la puerta a espacios a los que habitualmente no se puede acceder.

«Nos ha encantado», decía Juliano al terminar la visita. Es de Rubí y comentaba que era la primera vez que visitaba Reus. «Buscando actividades a realizar, encontramos esta visita y nos llamó la atención. Es muy recomendable», exclamaba justo antes de ir a descubrir el resto de la ciudad, «porque no habíamos estado nunca y nos está sorprendiendo». El 27 de junio a las 10 y a las 10.30 h se realizarán nuevas visitas teatralizadas, a un precio de 17 euros y de la mano Producciones Lucky&Luke. Otra de las novedades de esta temporada de Casa Navàs son las visitas fotográficas. Se estrenarán el 20 de junio a las 10 horas a un precio de 33 euros y una duración de dos horas. Por otro lado, se mantienen las visitas ya consolidadas: las guiadas, las Vermut, Premium y Nits Modernistes.

Temas

Comentarios

Lea También