Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vidal y dos agentes de la Guàrdia Urbana, imputados por la pelea de Barraques

El lunes declararán siete agentes en calidad de testigos
Whatsapp
Los incidentes tras salir de Barraques finalizaron con un cruce de denuncias entre Vidal y agentes de la Guàrdia Urbana.  Foto: P. Ferré.

Los incidentes tras salir de Barraques finalizaron con un cruce de denuncias entre Vidal y agentes de la Guàrdia Urbana. Foto: P. Ferré.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Reus ha imputado al concejal de la CUP, David Vidal, y a dos agentes de la Guàrdia Urbana –número de identificación 141 y 183– a raíz del cruce de denuncias por los incidentes ocurridos el pasado 25 de junio a la salida de Barraques.

El juez también ha imputado a la pareja de Vidal y a un compañero suyo que estuvo involucrado en los hechos. Los dos, además, son miembros de la CUP y uno de ellos sigue imputado por lo sucedido con la xiulada del día de Sant Pere.

La toma de declaraciones empezará el lunes día 22 de diciembre con la comparecencia de ocho agentes de la Guàrdia Urbana, en calidad de testigos, mientras que sus dos compañeros imputados lo harán el 11 de febrero de 2015. El concejal de la CUP, su pareja y el otro integrante del partido prestarán declaración el 28 de enero del año que viene. «Me siento tranquilo y con ganas de tirar adelante este caso para dignificar todavía más el cuerpo de policía. No puede ser que la actitud beligerante de unos pocos ensucie la buena labor de la Guàrdia Urbana», declaraba ayer Vidal, dispuesto a colaborar en todo momento con la justicia para que se esclarezcan los hechos. También manifestaba que «el ejercicio de la denuncia defiende el derecho de la ciudadanía frente al abuso de autoridad de ciertos agentes de policía».

El altercado e intercambio de descalificaciones entre el concejal de la Candidatura d’Unitat Popular y el cuerpo de la Guàrdia Urbana se produjo la madrugada del día de Sant Joan en las inmediaciones del Parc de la Festa y tras finalizar las Barraques de Festa Major. Como consecuencia de lo ocurrido, Vidal presentó una denuncia contra los dos agentes por presunto delito de lesiones y amenazas contra él y su pareja. Paralelamente, los agentes presentaron una denuncia por supuesto atentado a la autoridad, resistencia y desobediencia y falta por amenazas. Las dos partes presentaron partes médicos de las lesiones sufridas.

Desde el Ayuntamiento de Reus declinaron ayer hacer declaraciones al respecto y se remitieron a las manifestaciones que, en su día, realizó el alcalde Calres Pellicer defendiendo la labor del cuerpo policial. En su intervención, aseguró, que la actuación formaba parte del dispositivo especial de seguridad y civismo creado por Barraques. A raíz de aquellos hechos, Pellicer anunció que había encargado una investigación interna para esclarecer todo lo ocurrido. El contenido de este documento nunca se ha llegado a hacer público.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También