Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vídeo: Cargas policiales frente a la comisaría de la Policía Nacional de Reus

Unos 200 manifestantes han roto el cordón policial y han empezado a lanzar botellas, vallas metálicas y pintura contra los agentes

J. Salvat / F. Gras

Whatsapp
Imagen de los enfrentamientos entre los Mossos y los manifestantes. Foto: A. González

Imagen de los enfrentamientos entre los Mossos y los manifestantes. Foto: A. González

Alta tensión en la comisaría de la Policía Nacional de Reus tras la manifestación de la plaza del Mercadal. Unos 200 manifestantes, muchos de ellos con el rostro tapado, han terminado la protesta en la calle General Moragues, tras varios intentos han logrado romper el cordón policial y han empezado a lanzar botellas, pintura y otros objetvos contra los agentes de los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional. Estos han ido retrocediendo hasta que, justo a las puertas de la comisaría, han cargado contra varios de las personas que protestaban. En este punto han empezado a llegar refuerzos que se han ido instalando a las puertas de la comisaria. 

Lo que había empezado como una concentración pacífica en la plaza del Mercadal con más de 500 personas ha termninado siendo una lucha contra las fuerzas policiales. Un grupo de 200 manifestantes se han desplazado hasta el cuartel de la Policia Nacional dónde se han encontrado con un cordon policial hecho con vallas, más reforzado que el del pasado lunes,  que protegían las dos entradas a la calle General Moragues. Una vez allí, el grupo de independentistas se ha divido para ocupar las dos accesos. 

Ha sido entonces cuando han empezado los repetidos intentos de hechar por suelo la estructura policial golpeando las vallas. Acciones que han sido reprimidas por los asistentes más pacíficos del total de manifestantes que denunciaba las intenciones de los encapuchados. Los agentes no han dudado en pedir refuerzos ante la tensa situación, que se iba calentando cada vez más. Finalmente, un grupo con el rostro tapado ha logrado romper el cordón policial con palos y patadas y los 200 manifestantes han corrido en avalancha hasta la segunda zona de seguridad, justo en frente de la puerta de la comisaria del cuartel, dónde se han recluido los agentes. 

Todos los agentes se han recluido, protegidos por el cordón de los propios coches y furgones de los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional. Varios manifestantes intentaban impedirlo y las cargas policiales han empezado.  Un grupo de manifestantes ha lanzado vallas a los agentes y éstos han respondido con golpes de porra. Los agentes se han visto superados en número y ante la situación han protegido con cascos y escudos esperando llegada de la brigada antidisturbios.

Los manifestantes han lanzado botellas, palos y botes de pintura. Finalmente, con la llegada de un furgón de refuerzo por la calle Antoni Gaudí,  que no ha llegado a actuar. Los manifestantes se han replegado y tras una asamblea en la plaza Llibertat han dado por finalizados los actos y se han emplazado a continuar con las protestas durante los próximos días.

Temas

Comentarios

Lea También