Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vídeo. Denuncian concentraciones ilegales de coches en Reus

La Guardia Urbana interceptó el miércoles a cinco vehículos presuntamente participantes e identificó a una persona

N. R.

Whatsapp
Los participantes hacen exhibiciones de aceleración y derrape. FOTO: alfredo gonzález

Los participantes hacen exhibiciones de aceleración y derrape. FOTO: alfredo gonzález

La zona del antiguo Gros Mercat se ha convertido en sitio de concentración ilegal de coches. El Diari tiene constancia de que esta zona de la ciudad sirve a los participantes en dichas concentraciones para jugar haciendo exhibiciones de control del volante con aceleraciones y derrapes y que, además, se usa el antiguo espacio del mercado para ello, haciendo aún más difícil el reto. 

La Guardia Urbana de Reus localizó cinco vehículos que podrían haber sido utilizados para participar en una concentración el pasado miércoles cerca de medianoche. Los agentes inmovilizaron un coche que no tenía el seguro en regla y detectaron cuatro más que no habían pasado la inspección técnica de vehículos (ITV). La policía municipal también identificó a una persona que presuntamente habría participado en este encuentro, que ya se ha convertido en habitual en la zona. 
Los agentes de la autoridad allí presentes habrían sido alertados por los vecinos y, aunque cuando llegaron al lugar de los hechos no pudieron constatar que había tenido lugar una concentración ilegal de vehículos, sí comprobaron que el motor de los coches estaba muy caliente, lo que les hizo sospechar de que realmente había tenido lugar.

Carreras ilegales
Las concentraciones ilegales de coches hace tiempo que tienen lugar en Reus, pero es una novedad la zona a la que se han desplazado los participantes. El área del Gros Mercat sirve para las demostraciones de aceleración y derrape pero, además, también tienen lugar carreras ilegales. Para ello, se sale de la rotonda del Pavelló Olímpic en dirección a Salou o desde la rotonda del cruce de las avenidas de Sant Bernat Calbó y Pere el Cerimoniós y hacia Misericordia para ir por la avenida de Països Catalans.

El Diari ha podido saber que los participantes buscan ‘picarse’, al azar, con conductores de vehículos de gran cilindrada, por lo que cuando encuentran algún posible competidor le pitan con el claxon para retarle. Si el conductor (aleatorio) del otro vehículo acepta el desafío, empieza la carrera, que obviamente, tiene lugar a grandes velocidades para demostrar la potencia del vehículo y a altas horas de la madrugada para evitar el tráfico. Se trata de carreras totalmente improvisadas y los participantes dan vueltas por la ciudad para encontrar coches potentes que puedan acabar cediendo a la tentación de participar en una competición de estas características.
Comunicación sofisticada
El sistema de funcionamiento  de las carreras ilegales de coches es muy sofisticado. Los participantes, que también usan vehículos potentes y tuneados, se comunican con walkie-talkie para avisarse entre ellos si se cruzan con algún coche patrulla de la policía o también por si encuentran algún competidor a la medida de sus expectativas. Además, también tienen sus propios grupos de WhatsApp mediante los que hablan sobre las demostraciones y carreras: si han salido victoriosos de ellas, si se han retado con el propietario de un coche más potente o singular, etc.

Las zonas escogidas para realizar las carreras más organizadas, y que se hacen de madrugada, suelen ser espacios amplios para poder realizar adelantos y con grandes rectas para poder coger altas velocidades, a la vez que se escogen sitios donde haya pocos vecinos.
De momento no se ha hecho público de que se hayan producido accidentes de tráfico por culpa de estas prácticas temerarias al volante, aunque hace muchos años que tienen lugar en otras zonas de la ciudad.
Las carreras ilegales de coches, pues, no son una novedad. El pasado mes de julio, los Mossos d’Esquadra interceptaron 10 conductores de gama alta que participaban en la ‘Cannonball Run Europe 2008, en las autopistas AP-2 y AP-7 entre las provincias de Tarragona y Girona. El mes de abril pasado también se denunció una carrera ilegal de coches en Rubí, en la que los participantes intentaban esquivar a la policía comunicándose por las redes sociales. Finalmente, tampoco son desconocidas las carreras ilegales de coches que tienen lugar en la Rabassada de Barcelona.

Los vecinos, en alerta
Muchos vecinos de la zona del  antiguo Gros Mercat dicen no conocer las concentraciones ilegales de coches y las carreras o no quieren explicarlo, pero otros dicen saber qué pasa. Una vecina del entorno confirmó al Diari que los encuentros tienen lugar desde hace aproximadamente unos tres meses, y que en la zona del Gros Mercat se reúnen unas cuantas personas de madrugada con sus coches y se ponen a escuchar música a todo volumen y a hacer botellón. Pero este no es el mayor problema con el que se encuentran los vecinos. No obstante, sí lo es el hecho de que estas mismas personas se concentren con sus coches para hacer demostraciones de aceleración y derrape porque el ruido llega a molestar a los vecinos y les causa problemas para dormir. La misma vecina explica que ha llamado a la Guardia Urbana muchas veces para denunciar el caso, pero reconoce que poco se puede hacer porque cuando los participantes a las concentraciones ilegales de coches ven las luces azules de los vehículos policiales huyen del lugar. 

Temas

Comentarios

Lea También