Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Priorat

Vinos con personalidad para brindar en buena compañía

A las puertas de dar la bienvenida al 2020, es una buena ocasión para descubrir los Kosher que elabora el Celler de Capçanes

S. FORNÓS

Whatsapp
La variedad de vinos para sorprender a los comensales durante estas fiestas es infinita. FOTO: GETTY IMAGES

La variedad de vinos para sorprender a los comensales durante estas fiestas es infinita. FOTO: GETTY IMAGES

El 30 de diciembre la comunidad judía despedirá la festividad de Janucá, conocida también como la Fiesta de las Luces o Luminarias. Aunque el Janucá no es la Navidad judía, ambas celebraciones, que este año coinciden en el calendario, pueden ser una buena ocasión para descubrir los Kosher, los vinos aptos en la religión judía. El Celler de Capçanes (DO Montsant) presume de una extensa tradición en la elaboración de estos vinos, siguiendo la Ley Judía y bajo la supervisión del prestigioso Rabinato ‘OU’ de Estados Unidos y de la Federación of Kashrut de Londres, en estrecha colaboración con los Rabinos Locales de Jabad Lubavitch de Barcelona. «Todos los vinos Kosher están elaborados siguiendo la Ley Judía y por ello durante el proceso de vinificación no pueden, por ejemplo, llevar proteína animal, por lo que también son aptos para veganos», explica Anna Casabona, delegada comercial del Celler de Capçanes y sumiller. A la vez, reconoce que «durante las fiestas siempre se aprovecha para beber vinos que durante el año no descorcharías, como los Kosher. Además, para la comunidad judía también son días de fiesta y notamos que aumentan las vendas, porque en Catalunya y en España hay muchas comunidades».

Entre la gama de vinos Kosher, que elabora la bodega del Priorat, se encuentra el Peraj Petita Rosat 2019, que este año además ha renovado su imagen. «Es 100% garnacha y de un atractivo color rosado. En boca, tiene una buena acidez que refresca y un discreto toque goloso», explica Anna Casabona, quien recomienda el maridaje con marisco, como langostinos o gambas, durante estas fiestas, a la vez que recuerda que «para los judíos el marisco está prohibido».

En este sentido, dice la sumiller, «durante las fiestas navideñas, los vinos Kosher son un reclamo». Es el caso del Peraj Ha’abib/Flor de Primavera, el buque insignia del Celler de Capçanes. «Este vino es un coupage de cariñena, garnacha y cabernet sauvignon y envejecido durante 12 meses en barricas de madera, por lo que resulta un vino con más cuerpo», detalla Anna Casabona, quien aconseja el maridaje con carne, como por ejemplo cabrito, cordero o ternera.

En esta misma línea, pero en un nivel superior, se encuentran el Flor de Flor de Primavera Garnacha y el Flor de Flor de Primavera Samsó. «El primero es un vino más delicado a la vez que complejo y sería el acompañante perfecto de una zarzuela de pescado o un rosbif, mientras que el Flor de Flor de Primavera Samsó, que es más consistente, podría servir para brindar junto a un plato de gallo relleno», concreta la sumiller.

Al margen de los vinos Kosher, como invitados también podemos sorprender al resto de comensales con una botella de Mas Picosa Blanc de Negres. Como curiosidad, explica Anna Casabona, «se trata de un vino blanco elaborado con uva tinta, lo que hace que el color sea más intenso y a nivel aromático, con los ojos cerrados, podría recordar a un rosado, mientras que mantendría la frescura de un vino blanco». Se trata de un buen vino para servir con los aperitivos, ya que tiene un maridaje muy versátil.

Dulce y moderno. El Pansal del Calàs lo tiene todo. Se trata de un vino garnacha y cariñena dulce, perfecto para postres con frutos secos y chocolate, la guinda de estas fiestas.

Temas

Comentarios

Lea También