Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Visitar Grecia o llegar a la India esta Semana Santa

Disponer de otro modo el lugar donde se come o rescatar
los platos de la alacena, ideas para ‘engañar’ al cerebro

Diari de Tarragona

Whatsapp
Cambiar los condimentos y la presentación puede ayudar a pasar estos días. Foto: Getty

Cambiar los condimentos y la presentación puede ayudar a pasar estos días. Foto: Getty

Cambiar la disposición del lugar donde se acostumbra a comer en familia, el mantel e incluso la vajilla además del menú son algunas de las ideas que la dietista nutricionista reusense Rosa Baró (@rosabarodiet) aportó en un Instagram Live emitido por Clínica Sinergia Reus (@sinergiareus).

«Lo habitual en Semana Santa era tener tiempo para ir de vacaciones o a segundas residencias por lo que en esta ocasión se puede viajar de manera virtual en casa, anticiparnos a los días que vienen y planificar esas comidas», manifestó Rosa.

Así, la primera de las claves es cambiar el comedor. No organizar todo el mobiliario de forma distinta. Con un taburete basta. «Es suficiente con el cambio de la silla en la que nos sentamos. Nuestro cerebro estudia el ambiente y detecta que ha cambiado la pared, las vistas, por lo que lo podemos hacer cada día durante el fin de semana», apuntó.

Junto con la silla, la vajilla, «los platos, vasos, cubiertos… Como si fuera Navidad». Sacar de la alacena esos platos que nunca se utilizan, con colores y formas diferentes. Y finalmente, las recetas.

«No es necesario hacerlo como un chef estrella Michelin», bromeó Rosa, «pero sí podemos cambiar la presentación de los alimentos. Por ejemplo, cortados diferentes. Bastoncillos con las verduras y utilizar moldes con formas redondas o cuadradas, con un simple vaso sirve». Y potenciar las especias.

La reusense Rosa Baró aporta algunas claves nutricionales en un Instagram Live

«En ocasiones los condimentos los tenemos olvidados por los armarios de la cocina. Pero a nuestro cerebro le gustan los sabores potentes. Dulces y salados y las especias nos ayudan en estos sentidos». De este modo, con el orégano, el limón o el aceite de oliva virgen Rosa Baró propone una travesía por el Mediterráneo hasta Grecia. Con jengibre, curry o comino el destino se convierte en la India. «La misma receta puede cambiar y viajar a otros países», aseguró.

La dietista-nutricionista Rosa Baró en una imagen de archivo.

Por lo que se refiere a elementos que ayuden a pasar el confinamiento, esta profesional destacó el magnesio y el triptófano «contra esas emociones de miedo y ansiedad que puedan surgir por momentos». ¿Y en qué manjar se traducen? «En todas las verduras. Brócoli, coliflor y col ayudan mucho y también los frutos secos para eliminar la ansiedad».

Como extra para estos días ‘festivos’, «el cacao». Sin embargo, especificó que para ser rico en magnesio, mejor cacao puro, «con un porcentaje de 80% o, si no se está acostumbrado, a partir de 70%». Tampoco es cuestión de acabar con la tableta en unas horas, sino de planificar para que dure hasta la mañana del martes.

Asimismo, la manera de ingerirla también importa. «Mejor saborear que masticar o tragar rápido. Ponerla encima de la lengua, apretarla contra el paladar y que el mismo calor de nuestro cuerpo vaya derritiendo el cacao». Porque siempre, en todas las recetas, se debe pensar en una alimentación saludable.

La sesión de Rosa Baró acabó con algunos consejos para las embarazadas. «Tomar el ácido fólico cada día, así como vigilar la cantidad de calcio, utilizar una cucharadita al día de café de sal yodada y vitamina D». Por ello aconsejó salir al balcón, a la terraza o abrir la ventaja y tomar el sol durante diez minutos, evitando sus horas más fuertes.

Temas

Comentarios

Lea También