Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Dos nuevos polideportivos ligeros ampliarán la oferta de pistas en Reus

El Ayuntamiento está redactando el anteproyecto del primero, que se construirá anexo a la Escola Marià Fortuny, y estudiará la ubicación del otro. La red tiene ya cuatro, los dos últimos inaugurados en 2021 con una inversión de 2,4 millones. Los usan los alumnos pero también los vecinos

| Actualizado a 31 mayo 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Dos nuevos polideportivos ligeros, bajo el formato denominado polilleuger, ampliarán la red de instalaciones deportivas de la ciudad. El Ayuntamiento, según concretan al Diari fuentes municipales, ya ha comenzado a redactar el anteproyecto de uno de ellos, que se levantará anexo a la Escola Marià Fortuny y resultará ser el quinto con el que contará Reus. Del otro, todavía no se ha perfilado la ubicación.

Justo el año pasado se inauguraron dos polilleugers más, el Cèlia Artiga y el Joan Rebull, vinculados a los colegios de su mismo nombre y que supusieron una inversión global de 2,4 millones de euros. Por aquel entonces, los fondos salieron de un acuerdo con el PSC pasa destinar a equipamientos públicos el remanente del ejercicio 2017. Los polideportivos ligeros sirven a los escolares para desarrollar en ellos actividades en horario lectivo o relacionadas con el centro de educación, pero también están abiertos a la ciudadanía para promover la práctica deportiva.

La Associació de Veïns de Sol i Vista estrenó recientemente el Polilleuger Cèlia Artiga como «una nueva motivación para el vecindario». La presidenta de la entidad, Ana Belén Castaño, explica que «la gente de aquí, como no tenía mucho sitio para hacerlo, casi no practicaba deporte deporte y a raíz de tener el polilleuger han surgido varias actividades y algunos equipillos que, además de mejorar la salud, favorecen también la relación entre los barrios». De momento, «nos va muy bien tenerlo» y «por ejemplo el fútbol está dejando muy buena acogida».

El Polilleuger Cèlia Artiga tiene unos 2.245 metros de superficie, con una pista polideportiva de 22x44 metros apta para la práctica de las modalidades deportivas de sala, incluidos el patinaje y el hockey patines. Su entrada en funcionamiento estaba de inicio prevista para 2019 pero se demoró. La obra costó alrededor de 1.215.000 euros. Igual que el resto de polilleugers, sus usos se dividen en tres franjas: horario escolar, para actividades docentes propias del centro escolar o, puntualmente, de centros escolares próximos; horario extraescolar, de lunes a viernes al mediodía y en horario correlativo al escolar por la tarde, y también para competiciones escolares los sábados por la mañana; y un horario social de uso deportivo para proyectos y programas municipales, entidades deportivas, vecinales y actividades de deporte para todo el mundo, de lunes a domingo.

«Es la opción para hacer deporte»

Pero el último en abrir puertas ha sido el Polilleuger Joan Rebull. La Associació de Veïns Reus Nord lo recibió hace algunos meses como «una aportación importante al barrio y una gran oportunidad para todos», tal como valora su presidente, Josep Ramon Ferré, que dice que en la zona «han aumentado las posibilidades para hacer ejercicio» y que «estamos tratando de dar con una figura que nos haga un poco funciones de coordinador en la asociación para poder explotar mejor las horas que tenemos el polilleuger para nosotros». Y es que «disponer de un espacio así beneficia a los niños de la escuela pero también puede sumar mucho al barrio», añade Ferré.

En su caso, el Polilleuger Joan Rebull se ha dotado de una superficie de 2.565 metros cuadrados con una pista polideportiva de 22x44 metros y admite la práctica de las mismas modalidades que el Cèlia Artiga. Su construcción comportó una inversión de unos 1.210.321 euros.

Pep Cuerba, concejal de Esports, explica a este rotativo que «es una apuesta del gobierno de Reus impulsar construcciones que faciliten la práctica deportiva con la orientación de instalaciones de proximidad, abiertas a los barrios». «En este sentido», especifica, «el modelo de los polilleugers, que es tan de nuestra ciudad y que concibe la creación de equipamientos deportivos ligeros, de coste bajo, fácil mantenimiento y que incorporan conceptos de sostenibilidad como elementos dinamizadores del deporte base y para el desarrollo de programas de promoción de la actividad física y la salud, pensamos que es un modelo de éxito que hay que seguir trabajando».

El responsable de Esports recuerda que «a finales del pasado 2021 inauguramos los polilleugers vinculados a la Escola Cèlia Artiga y la Escola Joan Rebull y nuestro compromiso es continuar avanzando en el despliegue de nuevas instalaciones que complementen la red de equipamientos deportivos de la ciudad». Aún no se conoce la cantidad económica que será necesaria para materializar los nuevos polilleugers, aunque todo hace esperar que sea similar a la de los dos más recientes. En cualquier caso, el anteproyecto del Polilleuger Marià Fortuny ya está elaborándose y acordado para este 2022, pendientes de que se conozca también el alcance del Pla d’Inversions 2023. Reus también tiene el Polilleuger Ciutat de Reus y el Polilleuger Alberich i Casas.

La piscina cubierta suprime otros espacios

«Suponemos que si hacen un polilleuger aquí compensará las pistas que seguramente vayan a retirar alrededor del Pavelló Olímpic para hacer la piscina cubierta», apunta la presidenta de la Associació d’Amics del Barri Fortuny, Pepita Roig, que constata que «en las plazas, por ejemplo, no está permitido jugar a fútbol y hay niños o jóvenes que no tienen muchas más alternativas». «Si es un espacio público, que esté abierto y a donde pueda ir la gente, nos parece bien», valora, e indica que «ganar equipamientos para el barrio siempre es bueno si son para todos». Los vecinos están a la espera de que se confeccione el proyecto para conocer las particularidades que ofrecerá el polideportivo ligero junto a la Escola Marià Fortuny.

En el pleno del mes de abril, el Ayuntamiento adjudicó la construcción y explotación de la futura piscina cubierta, el nuevo Centre Aquàtic i de Fitness (CAIF), a Duet Spa & Sport SLU. La empresa ha reducido el plazo para levantar el complejo en terrenos próximos al Pavelló Olímpic de 36 a 26 meses, el período de explotación pasa de 35 a 30 años, la aportación municipal será de 700.000 euros en vez de 1.400.000 y el canon anual se incrementa de los 10.000 a los 25.000 euros. Tendrá más de 650 metros cuadrados de láminas de agua y una sala de actividades de casi 800, entre otras prestaciones.

El Pavelló del Molinet, a la espera de una reunión con la Generalitat

Un equipamiento que el Ayuntamiento puso sobre la mesa a la vez que los polilleugers Cèlia Artiga y Joan Rebull pero que aún no se ha materializado es el Pavelló del Molinet, previsto en terrenos anexos al Institut Roseta Mauri y presupuestado en 3,3 millones. El verano pasado, el gobierno anunció que disponía ya del proyecto. Fuentes municipales indican ahora que «los equipos técnicos del Ayuntamiento y de la Generalitat tiene prevista una reunión en las próxima semanas para analizar algunos matices técnicos del proyecto» y que «aunque no son cambios importantes, se trataría de adaptar y resolver estos matices para que la Generalitat pueda cerrar su aportación económica».

Comentarios
Multimedia Diari