El barrio La Mineta de Reus quiere placas solares

El barrio tiene cinco propuestas de empresas proveedoras de sistemas de autoproducción

| Actualizado a 30 diciembre 2021 06:26
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

La asociación de vecinos del barrio La Mineta de Reus –que abarca el Passeig de la Boca de la Mina, el Passeig Nord y el Camí dels Cinc Ponts– avanza en el proceso de compra colectiva de placas solares. Su objetivo es convertirse en una comunidad energética y, por el momento, han impulsado un llamamiento, a través de una licitación, para encontrar empresas interesadas en suministrar las 43 instalaciones de sistemas de autoproducción que necesitan.

De momento, la entidad vecinal cuenta con «cinco propuestas en firme» –explica el presidente de la asociación de vecinos, Xavier Panisello– que ahora se están estudiando. «Primero, se realizará un estudio casa por casa basado en el estudio de consumo y los datos de cada superficie. Se hará la primera valoración de las casas y comunidades de vecinos de los edificios participantes», completa.

Panisello explica que cuentan con el apoyo del Ayuntamiento, que les ofrecen la posibilidad de contar con asesoramiento y que esperan tener la empresa elegida «a mediados o a finales de enero de 2022».

Un momento clave

De momento, continua, la cantidad de vecinos y vecinas sumados al proyecto ha ido creciendo. «Se empezó con una veintena y, de ahí, a las actuales 43 instalaciones. Pensamos que se añadirá alguna más. Hay mucha gente ilusionada y las propuestas son muy interesantes», describe. El presidente de la asociación de vecinos del barrio La Mineta expone que es un «momento dulce para apostar por este tipo de tecnologías; nos encontramos, además, con propuestas en las que, a parte de los sistemas de autoconsumo y autoproducción, incorporan baterías a un precio razonable», señala.

Por otro lado, explica que las bonificaciones también son un reclamo para apostar por este tipo de tecnología. «La mejora de la eficiencia energética requiere una inversión que, a la larga, sale a cuenta; continuamos activos en el proceso de financiar el proyecto, hay mucha tecnología al alcance», asegura.

La primera reunión realizada en materia energética, y abierta a la vecindad del barrio reusense La Mineta, se llevó a cabo este pasado julio de 2021. En ella, la agrupación vecinal explicó a los asistentes que el proyecto tenia como finalidad producir energía para el autoconsumo de sus adheridos. Un rasgo destacado por Panisello, en su momento, es que la compra colectivo permitiría optar a «precios beneficiosos por el volumen de la compra». De hecho, hicieron una distinción entre la superficie que tienen un edificio de pisos y los que tiene una casa: «Un bloque de pisos dispone de poca superficie para colocar placas por la cantidad de gente que vive en él, mientras que una casa dispone de mucha superficie en comparación a sus vecinos. Es por ello, que lo que se plantea es que la energía sobrante se reparta donde haya más necesidad. Es decir, aprovechar la energía entre los vecinos». El proyecto ya cuenta con algunos vecinos con placas instaladas.

Desde la asociación de La Mineta recalcan que cuentan «la rebaja del 50% del IBI para que particulares y empresas instalen placas solares, algo que publicitó el Ayuntamiento en abril» y, también, «las subvenciones del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía».

Comentarios
Multimedia Diari