Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Explosión de fuego y emoción por las Festes de Misericòrdia de Reus

El Santuari se llena de curiosos para ver el Ball Solemne Curt de la Àliga y el paseo se ilumina con la tradicional Baixada del Ball de Diables

| Actualizado a 25 septiembre 2022 21:31
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Gegants, Nanos, bailes festivos y bestias del Seguici Festiu de Reus han llenado este domingo 25 de septiembre al completo la plaza del Santuari en el Día de Misericòrdia. Centenares de curiosos se han acercado a ver la Baixada del Seguici hasta el templo de la patrona por la mañana, en una jornada que prometía ser inmejorable; y lo cierto es que el sol no ha dejado de brillar.

Muchos de los reusenses que llevaron huevos a Santa Clara o que pusieron una vela a la Mare de Déu con la esperanza de que la climatología se mantuviera estable han respirado aliviados. Y es que, aunque los actos de este sábado 24 por la tarde y noche se desarrollaran sin problemas, el Rosari de Torxes ha tenido que realizarse a cubierto.

Llegada la tarde de este domingo, la panormámica de la plaza del Santuari ha sido pura diversión y jolgorio. Los más pequeños se lo han pasado en grande, han bailado con sus elementos festivos favoritos y muchos no se han separado del suyo particular, un muñeco de plástico del Seguici que habitualmente se ha tratado de uno de los animales del bestiari.

Ponerse en ruta hacia la plaza del Santuari más tarde, alrededor de las 19 horas, ha sido todo un espectáculo: se han podido escuchar tambores desde el principio del Passeig de Misericòrdia y visto a diables preparándose para la Baixada de después; y paseando por allí, también han habido numerosas familias que iban y venían sin cesar. Llegados ante el Santuari de Misericòrdia, se ha podido ver que la masa de gente en el exterior ha sido ingente, pero la que se ha encaminado hacia el interior del templo, como es habitual, ha sido destacable. Durante la misa, el despliegue de abanicos ha estado asegurado. «La Àliga de Reus tiene ganas de entrar y danzar, que espere», han dicho durante la misa. Las ganas y la ilusión no han faltado, por otro lado. Cada vez que había un movimiento de puertas, toda la atención de los asistentes se ha centrado en el acceso principal.

En busca del mejor rincón

Y llegó el momento. La Àliga ha asomado la cabeza tras abrirse las puertas de par en par y los reusenses, al verla llegar, se han disputado los mejores rincones para conseguir capturar la mejor foto e inmortalizar sus pasos en un vídeo. La expectación al abrirse las puertas del templo ha sido máxima: sonido de gentío y personas sonrientes han disfrutado del acompañamiento musical de la Cobla Reus Jove. La aparición de la bestia dorada ha sido emocionante y los aplausos cuando esta finalizó su baile –que remató con una inclinación a modo de reverencia a la Mare de Déu de Misericòrdia– ha sido ensordecedor.

Acto seguido, se han alzado las voces de miembros del Orfeó Reusenc, quienes han entonado el canto general de los Goigs de la Mare de Déu de Misericòrdia, con el acompañamiento de la ya mencionada Cobla Reus Jove. Los reusenses que han empezado a salir del santuario en ese momento, han podido ver el Passeig de Misericòrdia iluminado por la tradicional Baixada del Ball de Diables. Con la llegada de los miembros de dicha agrupación, se ha marcado la llegada de la pirotecnia a la fiesta. Ya en la plaza, las bestias de fuego, la Víbria y el Drac, han sido prendidas para ofrecer a los espectadores un baile de lo más luminoso. Una vez lucidas estas, ha sido el turno de los ‘diables’, quienes han mostrado su carretillada.

Por último y con el santuario como protagonista, han empezado las exhibiciones de luz. La fachada se ha iluminado y, acto seguido, ha llegado la muestra piromusical. Esta última, además, ha sufrido un contratiempo momentáneo, pues se ha quedado en silencio.

El Lleó de Reus entra por primera vez en el camarín de la Mare de Déu de Misericòrdia

El Lleó de Reus ha entrado este domingo 25 de septiembre por primera vez en el camarín de la Mare de Déu de Misericòrdia. Se ha tratado de un proceder nunca visto hasta el momento y no se volverá a repetir hasta que pasen otros 18 años. El jefe de protocolo, Josep Lluís Rius, ha expuesto al ‘Diari’ que «el Lleó ha bailado parte del baile solemne». Esta acción se ha llevado a cabo alrededor de las 14.08 horas del mediodía. «La Colla del Lleó nos hemos dirigido a las escaleras que dan acceso al camarín y hemos tenido que tener sumo cuidado», ha apuntado Rius. Y es que, ha recordado, que la bestia mide tres metros de altura y uno de ancho. «Pasar por los pasillos estrechos no ha sido fácil. El baile ha sido un momento muy emocionante», ha descrito el jefe de protocolo de la agrupación festiva. Rius y Xavier Roca han sido los encargados de hacer bailar el Lleó.

Comentarios
Multimedia Diari