Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

La bolsa de alquiler de Reus mantiene más de un centenar de pisos en cartera

El número de viviendas es estable alrededor de las 110 en los últimos ocho años, pero el consistorio prevé una nueva campaña para ampliar la oferta y atender a más personas

| Actualizado a 16 octubre 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Sandra, con 28 años y tres hijos, está de alquiler en un piso de la Casa dels Mestres. La vivienda es una de las cerca de 110 que forman parte de la Borsa de Lloguer de Reus, un programa de gestión municipal en el que se ponen en contacto personas propietarias e inquilinos. El objetivo: fomentar la disponibilidad de un parque de viviendas de alquiler que cubra las necesidades de la ciudadanía y con todas las garantías.

La cantidad que paga Sandra va en función de lo que cobra. Cuando accedió, estaba en situación precaria, al borde de quedarse en la calle con sus hijos menores de edad por una orden de desahucio. Serveis Socials la derivaron a la Borsa de Lloguer y el año pasado accedió a una vivienda. Recuerda que tuvo que «esperar mucho». Y es que la lista es larga. A modo de ejemplo, para un piso con protección oficial en Reus hay alrededor de 300 personas esperando porque las viviendas son escasas.

De hecho, el Ayuntamiento trabaja para poder ampliar la bolsa de alquiler, que está estable entorno a los 110 pisos desde hace ocho años. «Destinamos esfuerzos para hacer incrementar el parque de viviendas y esto pasa por una política de incentivos, subvenciones y bonificaciones fiscales; y por dar garantías a los propietarios», subraya la concejala de Habitatge, Teresa Pallarès. En esta línea, este año ya se realizó una campaña de difusión de la Borsa de Lloguer de Reus, con la distribución de folletos por toda la ciudad, y el consistorio prevé hacer otra antes de terminar el año.

Destinamos esfuerzos para incrementar el parque y esto pasa por una política de incentivos

Además, se implementan medidas de incentivo, como bonificaciones del IBI para las viviendas de particulares que forman parte de la bolsa, subvenciones para la rehabilitación, trámite gratuito de un seguro de asistencia jurídica y de multiriesgo del hogar o servicio de mediación y asesoramiento.

«Todo esto ayuda, pero la vertiente social es muy importante. Todos ponemos de nuestra parte», relata Faustino Escoda. Él es propietario de tres pisos de la Borsa de Lloguer de Reus. Hace al menos diez años que está vinculado a este programa y se muestra muy satisfecho. «Creo que siempre tiene que haber un punto de confianza con la administración y, en este caso, el Ayuntamiento», subraya. Un cuarto piso lo alquiló a través de una agencia que, «una vez alquilada la vivienda en cuestión, se desvincula. En cambio, con la bolsa hay una relación, un seguimiento de los contratos... En una frase: están por la labor», valora Escoda.

Además, le aporta confianza y le garantizan el cobro si hay problemas de pago, a través de un seguro. De hecho, se encontró con la situación: impagos de una inquilina. De la mano de la Oficina d’Habitatge de Reus tramitaron una ayuda de especial urgencia y, a través de la Generalitat, consiguió percibir la deuda. Por su parte, la inquilina pudo continuar en el piso, evitando un desahucio.

Las ventajas ayudan, pero la vertiente social es algo importante. Todos ponemos de nuestra parte

Cualquier persona propietaria puede poner una vivienda a disposición de la bolsa municipal, siempre que ésta esté en condiciones de ser alquilada en Reus. A cambio, recibe apoyo y seguimiento mensual de incidencias, seguro multiriesgo, tramitación de ayudas de rehabilitación, bonificación del IBI... Sobre esta última cuestión, la rebaja se ha aplicado este 2022 y cara el próximo año se seguirá aplicando, según fuentes municipales consultadas. En cuanto a la subvención municipal a la rehabilitación de viviendas propiedad de particulares para poner a disposición de la bolsa, la convocatoria estuvo abierta entre 2020 y 2021, con la tramitación de diez expedientes, y está previsto volver a abrirse próximamente. Estas ayudas suponen el 50% del presupuesto de la reforma, con una aportación máxima de 10.000 euros.

En cuanto a las personas arrendatarias, para acceder a una vivienda de la Borsa de Lloguer tienen que estar inscritas en el Registre de Sol·licitants d’Habitatge amb Protecció Oficial. Ninguno de los miembros de la unidad puede tener una vivienda en propiedad, a excepción de los mayores de 65 años, deben tener plena capacidad para contratar y poder demostrar ingresos regulares. Entre las ventajas: servicio gratuito, tramitación del contrato de alquiler, apoyo y seguimiento mensual de incidencias y precios asequibles. Con carácter general, el 35% de la suma de los ingresos determinará el precio máximo del alquiler.

Este es uno de los aspectos que más valora Sandra, que hace ya un año que llegó a la Casa dels Mestres. Cuando tenía la orden de desahucio, estaba en el paro, «con tres hijos y no podía pagar un alquiler de 500 euros más suministros», recuerda. En cuanto a la alternativa habitacional no le convencía: «No consideraba justo que, con tres niños, me tuviera que quedar en una habitación de una pensión».

Desconocía por absoluto la existencia de la bolsa de alquiler reusense. «Pensaba que sería a través de la Mesa d’Emergència de Catalunya y me sorprendió cuando me comentaron que era gestionado por el Ayuntamiento», detalla. Así pues, fue desde Serveis Socials que la derivaron a la Borsa de Lloguer, y después de una larga espera en la que «pedí reuniones con alcalde y concejales porque me veía en la cuerda floja», accedió definitivamente a su actual hogar. «Hace un año que estoy aquí con mis hijos, y el contrato es renovable anualmente hasta un máximo de tres», relata. En un primer momento, como que estaba en el paro, lo que pagaba era una cantidad y, ahora, que trabaja, combinándolo con los estudios, el precio del alquiler se ha adaptado a los nuevos ingresos, algo que Sandra ve totalmente justo.

Una de las ventajas es que pagas en función de lo que cobras. Al principio estaba en el paro y ahora tengo empleo

La Borsa de Lloguer de Reus está integrada en la Xarxa de Mediació per al Lloguer Social. El programa se desarrolla en convenio con la Agència de l’Habitatge de Catalunya y la Direcció General de Joventut de la Generalitat de Catalunya.

Falta de vivienda

La necesidad de poder ampliar los pisos de la bolsa de alquiler se debe al escaso parque de viviendas disponibles, no solo asequible o de protección, sino en general. En el mercado, la demanda supera con creces la oferta, por lo que los pocos que hay disponibles tienen precios elevados. Así pues, encontrar una vivienda asequible es prácticamente imposible.

A través del Registre de Sol·licitants d’Habitatge amb Protecció Oficial se gestiona toda esta demanda de familias con necesidades y se buscan alternativas. Aun así, la espera suele ser larga, y es que el parque existente está ocupado.

Comentarios
Multimedia Diari