Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

La sala de conciertos de Reus con ‘backstage’ privado para la plantación de ‘maría’

La zona privada se subía con ascensor con llave y albergaba 550 plantas de cannabis. El riesgo de incendio para el local de fiestas era potencialmente alto

| Actualizado a 07 agosto 2022 12:49
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Los Mossos d’Esquadra de la Unidad de Investigación de Reus detuvieron el martes 2 de agosto, en la capital del Baix Camp, a tres hombres de 28, 54 y 62 años, como presuntos autores de los delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

Las detenciones son resultado de una investigación abierta a principios del mes de julio a raíz de unas informaciones que apuntaban que en una sala musical, en activo y abierta al público, se estaba cultivando marihuana con el agravante de que había un alto riesgo de incendio por la concentración de centenares de personas los días de concierto.

Durante la investigación se comprobó que utilizaban unos aires acondicionados muy potentes que siempre estaban a pleno funcionamiento, los cuales se podían observar claramente desde el exterior.

Así mismo, gestiones con la empresa suministradora de electricidad constataron que la lectura en el consumo era muy elevado por lo cual esta sobreexplotación de la línea exponía la nave en un alto riesgo de incendio.

Ante estos hechos y los diferentes indicios incriminatorios, el pasado martes, día 2, se realizó una entrada y registro dentro de la nave investigada donde se detuvo a los dos responsables de la sala y un hombre que hacía tareas de jardinero.

En el registro tuvieron que acceder a la plantación, situada a la planta superior, mediante un ascensor que se activaba con una llave y que solo se paraba en un planta, zona donde había el cultivo ilegal.

A los investigadores los llamó la atención que la plantación estaba perfectamente oculta y aislada, por eso no desprendía ningún tipo de olor. Además, el sistema era muy sofisticado para pasar desapercibida para los clientes y trabajadores de la sala.

Los agentes intervinieron 550 plantas de marihuana, una instalación de 70 luces, numerosos extractores y aparatos de aire acondicionado. Una vez finalizada la entrada, precintaron la instalación y esta no podrá retomar ninguna actividad sin someterse a las inspecciones municipales.

Comentarios
Multimedia Diari