Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

«Los destinos nacionales del Aeropuerto no han sido un parche por la pandemia»

La temporada de la recuperación arranca con buenas perspectivas. Reus se abre a «cualquier ruta que aporte valor» y «es probable que siempre haya alguna doméstica en verano». La planta de ILJIN Materials, una oportunidad

| Actualizado a 18 mayo 2022 15:28
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Temas:

El director del Aeropuerto de Reus, Juan Crespo, atiende al Diari coincidiendo con los primeros compases de la campaña turística. Se muestra optimista respecto al rumbo de la infraestructura, aunque pendiente de los efectos del conflicto de Ucrania, el precio del combustible y el virus. Recuerda que, «en la Covid, se acabó una reforma de 12 millones de euros; Aena apuesta por Reus» y que «ahora hay capacidad para más de 2,5 millones de pasajeros al año». De momento, en 2022, el listón de viajeros vuelve a fijarse en el millón. De cara al invierno, dice, «trabajamos para que se queden conexiones. Somos los primeros interesados en que la instalación siga operativa los 12 meses».

En el inicio de la temporada de verano aventuró que esta sería la de la recuperación. ¿Lo está siendo?

La verdad es que está yendo según lo previsto. Aena publicó las estadísticas de abril –58.456 viajeros, 1.423 operaciones–, que confirman ese incremento de pasajeros respecto al mismo mes de 2019, con cerca de un 7,8% más. Las perspectivas para verano son muy buenas, positivas. Pese a todo, quiero remarcar la prudencia respecto al conflicto en Ucrania, el precio del combustible y la evolución de la Covid. Pero sí, todo apunta a que la temporada va a caracterizarse por la recuperación pospandemia.

¿Cómo se va a comportar esta campaña? ¿Se alargará?

Ha empezado en fecha, como en 2019, y se espera que el comportamiento sea totalmente normal. De hecho, todos los indicadores nos hacen prever que los meses fuertes serán julio y agosto. Abril ha cumplido las expectativas tal cual lo pronosticamos y, a día de hoy, no nos centramos más allá de esta evolución.

Aena confirmó 23 destinos en una treintena de enlaces entre marzo y octubre. ¿Cabe esperar alguna otra ruta?

Este verano ya se ha inaugurado la novedad de la ruta de Bristol, de Jet2, que funciona perfectamente. Sí que hay alguna variación sobre las rutas en comparación con 2019. Un ejemplo es Frankfurt-Hahn, de Ryanair, que este año, de momento, no se opera. A lo largo de la temporada, es probable que haya modificaciones en las rutas.

Entonces, ¿puede haber novedades? ¿Cuáles?

Por supuesto que las puede haber, aunque esas son líneas estratégicas de las compañías aéreas y no es Aena quien determina las rutas que se establecen en un aeropuerto.

El año pasado, Reus recuperó las rutas domésticas que había dejado de operar en 2015. ¿Han sido un parche por la pandemia o se perfilan como una apuesta?

Yo no las definiría como un parche. De hecho, a partir de junio operará Air Nostrum con destino Mallorca. Así que eso es una muy buena noticia. Lo que nos da a pensar es que es la primera oportunidad, después de la pandemia, de recuperar los vuelos domésticos. Considero que no es ningún parche y muy probablemente siempre haya alguna destinación nacional en las temporadas de verano.

Se le ha achacado al Aeropuerto que sea receptor de turismo y no acabe de atraer al público local. ¿Es algo que pueda resolverse?

El Aeropuerto es una infraestructura crítica al servicio del territorio, de todos los ciudadanos de nuestra área metropolitana y del sur de Catalunya. No solo es un foco de atracción de turistas sino que es también una instalación para que todo el mundo haga uso de ella y pueda irse de vacaciones y volar al aeropuerto de su territorio.

¿Y por qué los de aquí seguimos yendo a Barcelona?

La oferta de vuelos de Barcelona no es comparable con la que tiene Reus. Pero me consta que mucha gente del territorio que hace uso de su aeropuerto.

¿Qué atractivos tiene?

La proximidad. Igualmente es importante que somos un aeropuerto de tamaño medio, sencillo de utilizar, muy ágil, con un nivel de calidad muy alto y tarifas competitivas.

¿Ha cambiado el perfil de turista que llega?

Siguen siendo, en un porcentaje muy alto, familias que vienen de vacaciones a la Costa Daurada y su entorno.

¿Hacia qué mercados se orienta la expansión en los próximos años?

No hay ningún objetivo concreto sobre los mercados futuros. Cualquier ruta que aporte valor añadido tanto a la instalación como al territorio es bienvenida. Nada se descarta por sí mismo y todo lo que pueda surgir se acoge de una manera muy agradecida. Como Aena, gestionamos la infraestructura y son las compañías las que tienen sus líneas estratégicas y el Patronat de Turisme de la Diputació de Tarragona se encarga de los contactos principales con ellas y de abrir destinaciones.

Al estallar el conflicto en Ucrania, algunas voces apuntaron que existía una ruta pendiente de estreno con el país y que quedó cancelada. ¿Es así?

No, no había ninguna ruta cerrada. Pero sí se estaba trabajando de manera muy activa para abrir rutas allí desde el Aeropuerto de Reus. Lógicamente sí ha quedado paralizado.

Sí hubo, lista para debutar en 2020, una conexión con Bielorrusia que, se aplazó y no ha llegado a activarse.

Sí. Está claro que eso fue en una etapa diferente al escenario actual. Y el conflicto ha supuesto un reset muy potente y un empezar de cero. Pero es que pienso que todavía no es ni siquiera momento de empezar de cero, porque estamos en pleno conflicto.

Otra cuestión que estaba sobre la mesa era la ampliación del horario operativo. ¿Está previsto? ¿Es necesario?

La responsabilidad de Aena es tener un Aeropuerto capaz de asumir cualquier tipo de demanda futura. A día de hoy no existe esa demanda y con el horario operativo que tenemos damos cabida a todas las aerolíneas que operan.

Ni el invierno de 2020 ni el de 2021 ha habido vuelos comerciales en Reus. ¿Se trabaja para recuperarlos?

Claro. Somos los primeros interesados en que la instalación siga operativa los doce meses del año y evidentemente también trabajamos con todas las instituciones del territorio para que, cuando acabe la temporada de verano, no desaparezcan todas las conexiones. Por eso hay conversaciones muy activas con Diputació, Patronat de Turisme, Taula Estratègica... Para que, en los meses de invierno, queden conexiones establecidas y basadas en Reus.

¿Y hay algo cerrado ya?

A día de hoy, insisto en que estamos centrados en la temporada de verano, analizando de manera cauta la evolución que es muy positiva y todo indica que lo seguirá siendo. Pero no hay nada confirmado todavía.

Se cumple una década desde que Ryanair desmanteló su base aquí y ya no ha vuelto a haber otra. ¿Por qué?

Es decisión de la compañía, que mueve sus bases en relación a sus intereses. Tenemos unas instalaciones diseñadas para que cualquier aerolínea que quiera instalar base aquí en algún momento, no solo Ryanair, pueda.

La surcoreana ILJIN Materials, fabricante de componentes de baterías, invertirá 600 millones en abrir una macroplanta en Mont-roig en 2024. ¿Qué papel puede jugar respecto a ello el Aeropuerto?

De la misma manera que con los pasajeros, uno de nuestros objetivos es dar cabida a cualquier tipo de demanda. Si hay cualquier petición, por parte de esta nueva compañía u otra industria, que requiera realizar carga a través del Aeropuerto de Reus, se analizará y se intentará por todos los medios darle cabida.

Se habla siempre del listón del millón de pasajeros, pero ¿cuál es el techo? Hubo una ampliación de las instalaciones hace poco.

Durante la pandemia, el Aeropuerto finalizó una obra de remodelación de más de 12 millones de euros. Se amplió tanto la superficie como la capacidad de la infraestructura, aumentando la calidad y el confort para los pasajeros. Actualmente, tenemos una capacidad de más de dos millones y medio de pasajeros al año. Es decir, hay mucho margen de crecimiento. Aena ha apostado siempre por el Aeropuerto y esto es un ejemplo potente. Además, en el Dora II hay una inversión prevista para Reus superior a los 20 millones en este quinquenio.

¿La inversión del Dora II es suficiente?

Es suficiente y adecuada. Se va a destinar a mejoras de la infraestructura a nivel operativo, que van a ser totalmente transparentes para el pasajero pero que se requieren para la seguridad física u operacional.

Hace años que el Aeropuerto está a la espera de un nuevo Plan Director.

No estamos a la espera porque tenemos uno vigente que contempla diferentes escenarios de tráfico. De hecho, ya se ha cumplido uno de los grandes hitos del Plan Director, que era aumentar la capacidad a los 2,5 millones de pasajeros.

La Intermodal, proyectada en el cruce de vías entre la línea del Corredor del Mediterrani y la vía Tarragona-Reus, avanza. ¿Qué le parece?

Es una muy buena noticia. Trabajamos alineados con las instituciones para que el servicio que se le da al territorio sea lo mejor posible.

¿Cómo se van a conectar el Aeropuerto y la estación?

Todavía no está definido, está en fase de proyecto y se está determinando qué sería lo óptimo para ese vínculo.

Comentarios
Multimedia Diari