Núria Amigó: «Que tu trabajo mejore la salud es agradecido»

La cofundadora de Biosfer Teslab protagoniza el ciclo ‘Beer & Business’ de El Círcol

| Actualizado a 01 febrero 2022 06:24
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La ciencia siempre ha sido la pasión de Núria Amigó, reusense de 37 años licenciada en Física, Máster en Biofísica y Doctora en Ingeniería Biomédica. Es CEO y cofundadora de Biosfer Teslab, empresa spin-off de la Universitat Rovira i Virgili y el Institut de Recerca Sanitària Pere Virgili, que opera en el sector del diagnóstico in vitro. El objetivo: proporcionar servicios analíticos para estudiar y monitorizar alteraciones del metabolismo, utilizando la tecnología de resonancia magnética nuclear.

«Desarrollamos test de diagnóstico para enfermedades, sobre todo metabólicas, como las cardiovasculares, la obesidad, la diabetes...», aclara Amigó, que ayer pasó por El Círcol de Reus para explicar su experiencia en el marco de ‘Beer & Business’. Un ciclo que ofrece charlas distendidas con jóvenes de Reus y comarca que destacan profesionalmente.

Biosfer Teslab nació con la voluntad de reducir al máximo el tiempo entre los resultados científicos y su aplicación futura a los pacientes. Algo que apasiona a la reusense porque «ves que tu trabajo sirve para mejorar la salud de las personas».

Todo surgió en el marco de un grupo de investigación en 2013. «Nos planteamos si tenía sentido hacer una empresa, para dar vida a la tecnología». Y así fue, se tiraron a la piscina. Laboratorios Rubió –empresa farmacéutica familiar especializada en soluciones terapéuticas de enfermedades de baja prevalencia– mostró interés y, en 2014, el laboratorio entraba a formar parte del capital social de la empresa. Esto permitió dar los primeros pasos del desarrollo industrial del primer test creado por Biosfer Teslab, que permite determinar de forma directa y rápida el tamaño, la composición lipídica y el número de partículas de las principales clases de lipoproteínas, las partículas transportadoras de lípidos en sangre. Además, Laboratorios Rubió es el comercializador a nivel nacional y europeo de dicho test.

Ahora, están centrados en dar a conocer la tecnología usada y buscan abrirse camino en hospitales públicos y privados. Pero su tarea no termina aquí, sino que «queremos seguir creando soluciones médicas y test de diagnóstico con esta misma tecnología. Primeramente, sólo analizábamos plasma y suero. Ahora, cualquier líquido», detalla Amigó. Para ella, el aprendizaje que realiza en su día a día es de las cuestiones que más le gustan de su trabajo: «Es un entorno con una formación continuada. Aprendes mucho de los compañeros», remarca.

También explica que, en todo este proceso, en el que han pasado por muchas fases, se han sentido muy acompañados, «con mucho apoyo institucional». «En nuestro caso, no hemos necesitado una inversión demasiado elevada comparado con el sector farmacológico. Aunque sean proyectos de biotecnología, el desarrollo de productos de diagnóstico se puede realizar con menos recursos», recuerda.

Comentarios
Multimedia Diari